El verdadero Kamehameha, rey de Hawaii

Cuando se escucha un “Kamehameha”, normalmente se recuerda al viejo manga de Akira Toriyama, Dragon Ball. Este nombre fue elegido en honor de el legendario Kamehameha El Grande, el primer rey de Hawái. La traducción al español de Kamehameha es “el solitario”.

El Reino de Hawái se creó en 1810 con la unificación de pequeñas jefaturas y duró hasta 1894, cuando abdicó el rey Lili’uokalani. Al construir lazos de amistad con las principales potencias del pacífico, el rey Kamehameha logró garantizar la independencia y la prosperidad de su reino.

Aunque abolió los sacrificios humanos, ase afirma que fue ferviente seguidor de los valores tradicionales hawainos y el sistema kapu. La palabra hawiaiana “kapu” suele traducirse como “prohibido”. El cumplimiento de los “kapus” era estricto, se castigaba con la muerte, incluso, si la falta había sido cometida sin intención. Las restricciones más importantes estaban relacionadas con el contacto con los jefes de la tribu; se castigaba a aquellos que se atrevían a invadir su espacio personal o que no respetaban el protocolo. También regulaba las relaciones entre los hombres y las mujeres, pues no se les permitía comer juntos.

También se le recuerda por la Mamalahoe, o la Ley del Remo Astillado.  Esta ley la impuso el Rey Kamehameha en 1797 y obligaba a que no atentaran contra la vida de las personas mayores, las mujeres y los niños.  Este precepto jurídico sirvió de modelo para los derechos humanos y el trato de civiles y no combatientes en tiempos de guerra.

Aunque no hay documentos que lo confirmen, se asume que el 20 de agosto de 1818, el rey hawaiano fue el primer soberano en el mundo en reconocer la independencia de las Provincias Unidas del Río de La Plata, actualmente Argentina, Bolivia y Uruguay; ya que entregó dos barcos sublevados. Por esa razón, fue nombrado Coronel de las Provincias Unidas del Río de la Plata por Hipólito Bouchar, insurgente sudamericano.

En 1871, uno de sus descendientes decretó en su honor el Día de Kamehameha, que hasta el día de hoy se celebra el 11 de junio. La leyenda cuenta que el rey Kamehameha cargó una piedra de más de 400 kilogramos y la llevó de un pueblo a otro sin dejarla caes. También se dice que logró darle vuelta a la roca de Naha que pesa, aproximadamente, 2 toneladas. La profecía decía que quien fuera capaz de cargar esa roca podría conquistar todas las islas del Pacífico.

De él, sólo existen algunos retratos pintados por artistas europeos que acompañaban los viajes de exploración. Se decía que era un hombre que medía casi dos metros de altura. Al tener la reputación de ser un guerrero legendario y de tener un gran físico, los creadores de la serie japonesa decidieron rendirle un tributo.