¿Quieres recibir notificaciones de nuestro sitio web?

Las veces que han usado a Jesús como figura transgresora

En el cine hay más de una representación controvertida de Jesucristo
(Cineplex Odeon Films)

La primera tentación de Cristo –Porta dos Fundos–  es un especial de Navidad que ha generado mucha polémica en Netflix, al representar a Jesús como homosexual. Por lo menos dos millones de personas han firmado para que sea retirado de la plataforma. Sin embargo, no es la primera vez que que Jesús es usado como figura transgresora.

También te recomendamos: Piden a plataforma retirar película de Jesús gay

El Cristo Negro

(Imagen: The New Age)

El pintor Ronald Harrison se inspiró en la masacre de Sharpeville de 1960, en la que la policía de Sudáfrica reprimió con violencia una protesta contra el Apartheid.

Harrison pintó el Cristo Negro en 1962 como respuesta a este incidente, y para desafiar la noción de que Jesús era blanco.

Después de que se revelara la pintura en 1962 en la Iglesia de San Lucas en los suburbios de Ciudad del Cabo, Harrison fue arrestado y torturado por la policía de seguridad. La pintura fue prohibida en Sudáfrica, llevada de contrabando en el Reino Unido, y regresó a su hogar en 1997. Actualmente se encuentra almacenada, con una réplica en exhibición en las oficinas de la Fundación Nelson Mandela. Una propuesta de 2007 para exhibir permanentemente la pintura produjo protestas públicas.

The Devils

Esta polémica película de 1991, dirigida por  el controvertido Ken Russell. Inspirada por el libro de Aldous Huxley “The Devils Loudun.

El personaje principal, interpretado por Oliver Reed, está inspirado en Jesús y, por su alto contenido sexual y transgresor, ha sido censurada y prohibida en diferentes países. Todo esto debido a escenas como monjas asaltando sexualmente una estatua de Cristo o el personaje de Reed siendo masturbado por una mujer.

Jesucristo Superestrella

Interpretado por Ted Neely, este filme de 1973, es un musical que en su tiempo generó controversia por supuestamente trivializar la historia de Jesús al contarla a través de canciones pop.

Más específicamente, tanto católicos como protestantes criticaron la película por representar a Jesús como un ser humano en conflicto con (quizás) un interés en lo carnal y con una apariencia de hippy.

Además, este fue otro de una larga línea de películas criticadas por señalar a los judíos como verdugos de Cristo. Todo un filme polémico.

Jesus of Montreal

La producción franco-canadiense se centró en un actor de teatro similar a Jesús llamado Daniel, interpretado por Lothaire Bluteau, a quien el clero comisionó para adaptar la obra de la Pasión al público moderno.

Daniel, que también interpreta a Jesús, se termina  resistencia de parte del clérigo que ordenó el trabajo, y termina defendiendo sus principios artísticos y existenciales de una manera muy parecida a la de Jesús.  Generó controversia porque buscó retratar la hipocresía de la iglesia católica.

La vida de Brian

La película cuenta la historia de Brian Cohen, interpretado por Graham Chapman, un joven judío que nació el mismo día y al lado de Jesús, y posteriormente, por cuestiones del destino, es confundido con el Mesías.

Una de las escenas más controvertidas del filme es la escena de la crucifixión, ya que muchos grupos religiosos se quejaron que Monty Python se burlaba del sufrimiento de Jesús, sobre todo por la canción que se interpreta: Always look on the bright side of life.

La última tentación de Cristo

Probablemente sea de las representaciones de Jesus más controvertida por una letanía de razones. Scorsese incluyó a un Jesús, interpretado por Willem Defoe, altamente conflictivo, quien, mientras estaba colgado en la cruz, imaginó una vida alternativa en la que no se había dedicado a su causa y había vivido una vida como un hombre ordinario.

Las protestas de aquellos que consideraron ofensivo el punto de vista moral de la película, tanto antes como después del lanzamiento de la película, restringieron con éxito su visibilidad. Su tiempo en el cine fue limitado y no llegó a muchos países.

Dogma

Buddy Christ es un icono religioso de parodia en la película Dogma. Esta versión de Jesús es parte de una campaña para renovar la imagen (y el interés) de la Iglesia Católica. Al ver la imagen del crucifijo como “totalmente deprimente”, la Iglesia, dirigida por el cardenal Glick (George Carlin), decide retirarla y crea a Buddy Christ como una imagen más edificante de Jesucristo.

(Imagen: iew Askew Productions / STKstudio)

El ícono consiste en una estatua de Jesús, sonriendo y guiñando un ojo mientras señala a los espectadores con una mano y le da el pulgar hacia arriba con la otra mano. El Buddy Christ fue producido más tarde como una figura de acción y un muñeco.  Desde entonces, la imagen se ha convertido en un popular meme de Internet.