Aporofobia, la palabra del 2017 según Fundéu BBVA

Contrario a lo que muchos necios creen, el idioma cambia y evoluciona todo el tiempo, muy al margen de nuestras prescripciones. No solamente el español impone nuevas reglas o modifica las anteriores; también inventa palabras. Ese es el caso del término elegido por Fundéu BBVA como la palabra más importante del 2017: aporofobia.

Este neologismo, “aporofobia”, fue inventado hace escasos 22 años, pero urgente desde hacía siglos.

La razón es sencilla: según el Diccionario de la Real Academia, libro al que ingresó formalmente este mismo año, aporofobia (Del griego áporos, “pobre”) significa “fobia a las personas pobres o desfavorecidas”.

Desde hace años conocemos palabras como homofobia, racismo, xenofobia que reflejan lo peor de nuestras sociedades. ¿Por qué tardó tanto en llegar este término a nuestros diccionarios?

La palabra fue acuñada por la filósofa española Adela Cortina hace 22 años para hacer hincapié en un hecho ignorado de la xenofobia española: no se desprecia a los extranjeros ricos, sino solamente a aquellos extranjeros marginados que parecen no traer beneficios para España. (Vía: El País)

Como la misma filósofa comentó en el artículo que escribió recientemente sobre el reconocimiento de Fundéu BBVA, los hechos necesitan ser nombrados para ser examinados; no se puede combatir aquello que se ignora.

“Aporofobia” describe fielmente muchos de los peores defectos de nuestra época y su nombramiento nos parece más que afortunado, aun si describe un fenómeno más bien ominoso como sus siniestros hermanos etimológicos: homofobia y xenofobia.

Porque estas palabras no son meros fenómenos lingüíticos; son patologías sociales que deben ser combatidas. Así lo hizo ver la fundación que trabaja por el correcto uso del español en medios de comunicación en el texto que acompañaba al anuncio:

“Tras elegir escrache en 2013, selfi en 2014, refugiado en 2015 y populismo en 2016, el equipo de la Fundación ha optado en esta ocasión por aporofobia, un término relativamente novedoso que alude, sin embargo, a una realidad social arraigada y muy antigua“. (Vía: Fundéu BBVA)

Esta es la quinta ocasión en que la fundación española selecciona elige una palabra del año, según comentan, fijándose en temas que rondan los medios de comunicación o que están sumamente presentes en la sociedad.

En años anteriores, voces como “refugiado” y “selfi” ya habían dado de qué hablar por su carga social o política; sin embargo, el hecho de que aporofobia apenas haya sido acuñada hace aún más llamativo su nombramiento, sobre todo si se toma en cuenta que el penoso hecho que describe (la aversión irracional hacia los pobres) es más que antiguo.

Publicidad