La investigación “Paradise Papers” o “Papeles del Paraíso” realizada  Consorcio Internacional de Periodistas de Investigación (ICIJ por sus siglas en inglés), que incluyó a 382 periodistas de 100 medios de comunicación de todo el mundo, filtró más de 13 millones de documentos centrados sobre todo en el consorcio Appleby, un bufete legal en las Islas Bermudas fundado hace 119 años especializado en en operaciones financieras offshore, las cuales no son otra cosa que mecanismos para reducir las cargas fiscales de sus clientes.

Estas operaciones en paraísos fiscales incluyen a políticos, líderes sindicales, órdenes religiosas y empresarios mexicanos, entre los cuales están Carlos Slim, Ricardo Salinas Pliego, Marcial Maciel y sus Legionarios de Cristo, contratistas de Pemex y el líder de la Confederación de Trabajadores de México (CTM).

Los que revelan estas filtraciones es que el desvío de recursos a paraísos fiscales vía empresas offshore, funcionan como plataforma para potencializar las ganancias de los clientes en la medida en que facilitan la evasión fiscal, así como operaciones financieras con menos regulación. Hay que aclarar que la incorporación a modelos offshore en sí mismo no es ilegal, siempre y cuando el cliente compruebe que está al corriente con sus obligaciones fiscales y que el dinero que tiene en esas cuentas es de procedencia lícita.

Paradise papers México

La investigación reveló que empresarios como Ricardo Salinas Pliego y Enrique Coppel Luken tienen empresas offshore en la isla de Malta, la cual es el único paraíso fiscal que no tiene un intercambio tributario con México. En el caso de Salinas Pliego, se detectó que trasladó la sociedad Codisco Investments Sàrl a Malta en el año 2013; dicha sociedad es homónima a una registrada el Delaware, Estados Unidos, la cual fue sancionada por la Comisión de Valores de Estados Unidos (SEC), debido a que se detectó un fraude en la compra de acciones de la empresa Unefón en el año 2006.

Según las filtraciones, Salinas Pliego habría ganado alrededor de 109 millones de dólares a través de estas operaciones fraudulentas. En el caso de Marcial Maciel, fundador de los Legionarios de Cristo y acusado de abuso sexual infantil, se reveló que tenía cuentas offshore en las Islas Bermudas.

Asimismo fue revelado que Carlos Slim hizo varias operaciones financieras de primer orden a través del consorcio Appleby, ya que en el año 2000 su empresa América Móvil cofundó en las Islas Bermudas la sociedad Telecom Americas Ltd. además de las firmas Bell Canada International y SBC Communications, empresas que no pagaron impuestos y que le permitieron tiempo después asentarse en el mercado sudamericano, ya que en 2001 Telecom Americas compró 950 millones de dólares del gigante Tess, que a la postre se volvería Claro Brasil y, al año siguiente América Móvil adquirió las participaciones de Bell y SBC en Telecom Americas.

SAT

Al respecto, el SAT señaló que investigará a los contribuyentes que aparecen en los “Paradise Papers” para deslindar responsabilidades y aplicar las sanciones correspondientes en el caso que se descubran delitos como: evasión fiscal o uso de recursos de procedencia ilícita.

Otros mexicanos mencionados en la lista son: Joaquín Gamboa Pascoe, quien fue senador y secretario general de la Confederación de los Trabajadores de México (CTM); Pablo González Carbonell, presidente del grupo hotelero Costamex y su esposa Gabriela Vargas Guajardo, que pertenece a la familia que opera la concesión de MVS Radio; el banquero Paul D’Agata, consejero suplente del consejo de administración de Scotiabank y José Fernando Calderón Ayala, quien fue consejero de Alfa y de Femsa. (Vía: Sin Embargo)