En dos días llegarán a la Corte Interamericana de Derechos Humanos (Corte IDH) 11 mujeres que fueron torturadas, violadas y silenciadas por parte de autoridades estatales y federales. Después de 11 años la Corte Interamericana someterá a juicio  al Estado mexicano tras los hechos ocurridos en San Salvador Atenco, y escuchará el testimonio de 11 mujeres que sobrevivieron a las agresiones sexuales.

Justicia GIF - Find & Share on GIPHY

Desde septiembre del 2016 la Comisión Interamericana de Derechos Humano había hecho la recomendación de llevar el caso ante la Corte IDH, la cual sesionará el próximo jueves y viernes, a estos dos días tiene que presentarse el gobierno mexicano para desahogar el caso y dar seguimiento a las recomendaciones. Además, la sentencia que emita este órgano tendrá un carácter vinculatorio. (Vía: El Universal)

Una de las líneas de investigación será analizar la cadena de mando para conocer hasta qué nivel jerárquico hubo algún tipo de participación, ya sea por omisión, encubrimiento o abuso de poder, que responsabilice por las violaciones de garantías individuales cometidas contras las mujeres.

Recordemos que en ese entonces Enrique Peña Nieto era el gobernador del Estado de México; Eduardo Medina Mora, secretario de Seguridad Pública Federal; Wilfrido Robledo, comisionado de la Agencia de Seguridad Estatal del Estado de México, y Humberto Benítez Treviño, secretario de Gobierno de la entidad.

El 3 y 4 de mayo de 2006 fueron realizados operativos por parte de fuerzas de seguridad del Estado de México y federales para acabar con las protestas que se oponían al proyecto de la construcción del nuevo aeropuerto en Atenco.

En la represión policíaca perdieron la vida dos personas, hubo más de 200 detenidos y la rededor de 31 mujeres denunciaron haber sufrido algún tipo de violación y tortura sexual durante el trasladado al Centro de Prevención y Readaptación Social (Cepreso) Santiguito, en Almoloya. (Vía: The New York Times)

Once mujeres siguieron con la denuncia, pese a ser difamadas, amenazadas, incluso, aún cuando el entonces gobernado del Estado, Enrique Peña Nieto, declaró que sus denuncias podían ser una fabricación de acusación.

Después de 11 años, la lucha incansable ha dado un paso más, dentro de dos días estas 11 mujeres podrían estar mar cerca de obtener justicia.