Actualización 8 de noviembre: El Tribunal Constitucional español anuló hoy la declaración de independencia que hiciera el parlamento catalán el pasado 27 de octubre.

Además de la anulación, el Tribunal ha ordenado imputar por desobediencia a sus sentencias a la presidenta de la Cámara Autonómica, Carme Forcadell y a otros dos miembros de la Mesa Directiva. (Vía: Milenio)

El Tribunal considera en su deposición que la declaración de independencia de Cataluña es: “un grave atentado al Estado de derecho”, además, le recordó a la cámara de representantes catalanes que el derecho a la autonomía “no es ni puede confundirse con la soberanía” (Vía: El País)

Habrá que esperar a las elecciones de diciembre para saber qué será de Cataluña, ahora que no tiene gobierno, no tiene autonomía y no tiene, ya tampoco, el impulso que apenas hace unas semanas la convirtieron en el tema central en el mundo.

*************

Actualización, 16 de octubre: 

Entre muchas otras cosas, el gobierno español está molesto con que Puigdemont no haya aclarado si en efecto se declaró la independencia de Cataluña o no. De hecho el encabrite ha sido tan grande que Rajoy mandó una carta directamente al presidente catalán donde le da una ‘segunda oportunidad’.

La carta fue leída públicamente por la vicepresidenta española, Soraya Sáenz de Santamaría. En la carta se le otorga al gobierno catalán una prórroga que finalizará el jueves 19 por la mañana.

Para ese entonces Puigdemont tendría que responder con un sí o no (en serio, así lo piden, como ex con despecho, sólo un ‘sí o no’) si de verdad declaró la independencia de Cataluña. (Vía: Aristegui)

 

Actualización: Después de un retraso de casi dos horas, el presidente del gobierno catalán, Carles Puigdemont, a través de un discurso de casi una hora en el que hizo un resumen de lo que él llama la “consolidación” de la independencia catalana, declaró a Cataluña como una república democrática e independiente de España, pero suspendió esa independencia en el mismo momento de declararla, esperando “un diálogo” con Madrid.

Llegados a este momento histórico, y como presidente de la Generalitat, asumo al presentar los resultados del referéndum ante el Parlamento y nuestros conciudadanos, el mandato del pueblo de que Cataluña se convierta en un estado independiente en forma de república. 
[…]
Y con la misma solemnidad, el Gobierno y yo mismo proponemos que el Parlamento suspenda los efectos de la declaración de independencia para que en las próximas semanas emprendamos un diálogo sin el cual no es posible llegar a una solución acordada. (Vía: El País)

O sea: sí quieren la independencia y la buscarán… pero no ahorita, gracias. 

*************

Mientras la sesión del Parlamento catalán en la que se discutirá la independencia de la región autónoma se sigue retrasando,  las reacciones dentro de España y fuera han llovido.

Por un lado, desde el lado oficialista, el presidente del gobierno español, Mariano Rajoy, declaró que “hará todo lo que haga falta”para impedir la independencia de Cataluña. Este tipo de declaraciones no son extrañas en un miembro del Partido Popular muy dado a utilizar las fuerzas policiacas del Estado para reprimir cualquier disenso.

Programa especial del pleno catalán

Programa especial sobre el pleno del Parlament. Puigdemont ha declarado la independencia unilateral de Cataluña, pero la ha suspendido pidiendo "diálogo" http://cort.as/–KyE

Posted by El País on Tuesday, October 10, 2017

Entre las acciones que ha amenazado Rajoy que podría ejecutar están eliminar el carácter autónomo (que tienen todas las provincias españolas) de Cataluña y eliminar los refuerzos policiales que Madrid envía a la región. (Vía: El Universal)

En el sentido de Rajoy, declaraciones oficiales del Parlamento Europeo, gobiernos del continente y hasta Donald Trump apoyan la “unidad” de la república española frente a lo que desde varios medios se refieren como el “reto independentista”.

El día de ayer, en Barcelona, una marcha en contra de la separación de Cataluña fue liderada por la extraña coalición entre parlamentarios socialistas, radicales del PP y Mari Vargas Llosa, que tiene a ir a cualquier lugar donde lo inviten para hablar mal de todo. (Vía: El País)

Legalmente, cualquier declaración independentista que haga Carles Puigdemont y el parlamento catalán no tendrá validez jurídica ni diplomática. La declaración de independencia sería un acto simbólico que, en sí mismo, trastocaría varias leyes españolas e internacionales. (Vía: El País)

En buena medida, cada paso que ha tomado la Generalitat (el gobierno catalán) ha sido un acto simbólico: desde la promulgación de una “Ley de transitoriedad jurídica y fundacional de la República” (una especie de pre-constitución que estaría vigente tan sólo por un año en lo que se redacta la “oficial”), hasta el referéndum de hace dos semanas y, de ocurrir, la declaración de independencia que estaría por pronunciarse en el Parlamento.(Vía: El País)

V For Vendetta GIF - Find & Share on GIPHY

Nadie ha ganado la independencia con símbolos, pero hay símbolos que pueden tumbar gobiernos. Falta, simplemente, esperar y observar con atención cómo se desarrollan los eventos.