Desde gente asesinada al ser aventada desde azoteas de altos edificios hasta la atribución del atentado cometido en una discoteca en Orlando, Florida, ISIS ha mantenido una actitud criminal y homicida en contra de la comunidad LGBT. Ahora un grupo de combatientes se ha unido por estos agravios y han formado una brigada LGBT que lucha contra ISIS con el lema “Estos putos matan fascistas”.

Su nombre completo es Ejército de Liberación y Liberación Queer. Por sus siglas en inglés se les conoce como TQILA. Sí, como notaste, es un juego de palabras que adrede busca sonar como nuestra bebida, tequila, pero también recuerda a la forma en que se pronuncia killer en slang: killa.

La unidad fue anunciada en redes sociales por las Fuerzas Guerrilleras Internacionales Revolucionarias del Pueblo (o IRPGF, por sus siglas en inglés). En el comunicado explican lo siguiente:

“TQILA es una subunidad de la IRPGF comprometidos con los camaradas LGBT*QI+ así como con otras que buscan abolir el género binario y promover la revolución de las mujeres, como así también una revolución sexual y de género más amplia”.

TQILA se formó con voluntarios de la comunidad LGBT provenientes de todo el mundo y actualmente están luchando en contra de ISIS a lado de los kurdos en Siria, concretamente en la que de momento es la capital de facto del grupo terrorista, Raqqa.

En las fotos que circulan en redes sociales se aprecia a los combatientes sostener la bandera LGBT a lado de una pancarta con el lema “estos putos matan fascistas” y las siglas de la unidad más el símbolo anarquista. (Vía: Independent)

“Las compañeras de TQILA han visto con horror cómo las fuerzas fascistas y extremistas de todo el mundo han atacado a la comunidad queer y asesinado a innumerables miembros de comunidad alegando que somos enfermos, pecadores y antinaturales”, se lee más adelante en el mismo comunicado.

Eso sí: dentro de su comunicado son sumamente claros con que las fobias no son exclusivas de alguna creencia religiosa, como lo es en este caso particular el Islam que predica Daesh:

“…[las fobias] no son inherentes al Islam ni a ninguna otra religión, sino producto de las construcciones sociales heteropatriarcales.”

Un fenómeno sumamente llamativo de la lucha kurda en contra de ISIS en el frente sirio, ha sido la liberación de la mujer por medio de las armas. “Las mujeres deben romper las cadenas de su esclavitud y unirse a  las filas de los guerreros de la libertad”, declaró a medios una guerrillera que pertenece a las filas del IRPGF.

Por razones de seguridad y estrategia, integrantes de TQILA se rehusaron a dar a conocer a medios internacionales el número y grado de combatientes que conforman la unidad. Sin embargo se sabe que en este momento están luchando codo a codo con fuerzas kurdas (que han tomado como propia la bandera de la liberación femenina en sus filas) en contra de ISIS en Siria.