El presidente de Estados Unidos interrumpió su gira por Europa para regresar a su país y asistir a una ceremonia para homenajear a los 5 policías caídos por los ataques de un francotirador el pasado 7 de julio. Esto sucedió en medio de una protesta de paz que exigía el cese de la brutalidad policial a raíz del asesinato de dos ciudadanos afroamericanos en Louisiana y en Minnesota (como aquí te contamos).

En la transmisión en vivo del homenaje, hablaron el presidente Barack Obama; el alcalde de Dallas, Mike Rowlings; y el jefe de la policía David O. Brown. En la ceremonia también estuvo presente el ex presidente republicano George W. Bush.

bush

El mandatario recordó cada una de las vidas perdidas a raíz del odio, el racismo y la indiscriminada portación de armas.

Estos son los nombres de los policías que murieron en la protesta del pasado jueves:

 Michael Krol

Lorne Ahrens

Michael J. Smith

Patrick Zamarripa

Brent Thompson

homenajear

Obama dio un largo discurso, de alrededor de media hora, en el que enfrentó a los ciudadanos estadounidenses con la realidad: los afroamericanos sí se sienten expuestos y vulnerables ante la policía, y los policías sí arriesgan su vida en un trabajo que exige mucho de ellos y que que frecuentemente los lleva al límite: “estos hombres (los policías) y sus familias compartían un compromiso más grande que su propia vida” (Vía Time Magazine, transmisión en vivo).

A pesar de ser una ceremonia dedicada a los agentes que cayeron víctimas de un francotirador, Obama también utilizó este espacio para recordar las muertes de Philando Castile y de Anton Sterling. El presidente también afirmó que acompaña a sus familias en el duelo.

homenajear

“Sabemos que estas divisiones no son nuevas”, reconoció el mandatario. “Dallas, estoy aquí para rechazar la desesperación. Estoy aquí para insistir que no estamos tan divididos como parecemos estar”.

El homenaje sirvió como llamamiento a la unidad y a la toma de acciones para contrarrestar las tensiones raciales que, sabemos, han permeado la historia de EEUU desde su fundación misma.

homenajear

Los temas sobre los que Obama hizo hincapié no eran fáciles de abordar ni de escuchar. A las espaldas del presidente demócrata estaban los oficiales de policía de Dallas —compañeros de los cinco caídos el miércoles— cuyas reacciones y aplausos fueron exiguas.

El presidente se apoyó en los hechos: no desmintió que existen miembros de la policía que cargan con prejuicios y que reprenden a los afroamericanos motivados por el racismo: “América, sabemos que hay prejuicios. Lo sabemos. Nadie es enteramente inocente. Ninguna institución es enteramente inmune. Eso incluye a la policía”.

Tampoco dijo que la labor de la policía fuera incorrecta. Reconoció lo desafiante de un trabajo así y lo importante que es hacer prevalecer la ley sobre todas las cosas.

Su discurso ha desatado toda clase de opiniones en las redes; unos ven como imprudencia el que haya hablado de temas como el racismo y el control de armas en un funeral dedicado a los policías, mientras que otros piensan que fue tibio y que, al final, sus palabras no cambiarán la realidad de EEUU.

dallas