El Partido Revolucionario Institucional (PRI) tiene un nuevo candidato a su presidencia: Enrique Ochoa Reza. Ayer, el ex titular de la Comisión Federal de Electricidad, se registró ante la Comisión Nacional de Procesos Internos como candidato a la dirección del Comité Ejecutivo Nacional (CEN) del partido. La Comisión anunciará hoy su su nombramiento de forma oficial.

dirección
Hugo Díaz Thomé

Aunque se sepa que Ochoa será presidente del partido tricolor, hubo otro registro; el del priísta Hugo Díaz Thomé, quien registró su solicitud a la presidencia del CEN una hora después que Ochoa Reza. No obstante, según un comunicado del PRI, el segundo candidato a la dirección del PRI, no presentó su documentación de la manera que se requería en la convocatoria y se le dio una prórroga de 12 horas a partir de su registro.

Recordemos que el ex presidente del PRI, Manlio Fabio Beltrones, renunció a la dirección del mismo hace unas semanas debido a que el partido tricolor entró en una de sus mayores crisis de los últimos años (como aquí te contamos).

Pero, ¿de dónde sale Ochoa Reza? El nuevo candidato fue director de la CFE justo cuando Enrique Peña Nieto impulsó la reforma energética y presentó su renuncia al mismo cargo el pasado 8 de julio. La relación de este candidato con la presidencia es innegable. Además, llega a registrar su candidatura a pocos días de que la Comisión Federal de Electricidad anunciara el alza de sus tarifas.

dirección

Entre los desafíos que podría enfrentar el político están, en primer lugar, los estar en la dirección de un partido debilitado por las elecciones del 6 de junio, en el que el PRI perdió su hegemonía en 7 estados de la República,  también mediar o resolver las trifulcas internas originadas —entre otras cosas— por los procesos de blindaje que los gobernadores de Veracruz, Chihuaha y Quintana Roo, buscan para salir impunes de gobernaturas que han sido cuestionadas por la corrupción en torno a ellas.

Asimismo, tendrá que defender muchas de las reformas estructurales de las que él mismo fue principal actante, como la reforma energética.

dirección

Según Rogelio Hernández Rodríguez, catedrático y politólogo de El Colegio de México:

“El problema más importante que tiene la designación, al parecer segura, de Ochoa Reza no tiene que ver con su militancia, porque puede tener muchos años, sino cuánto reconocimiento y por tanto ascendencia tenga para liderar al partido. La militancia no tiene mayor relevancia, sino su presencia, que a los ojos de la militancia no tiene reconocimiento“, dijo el académico sobre la poca popularidad del candidato entre los simpatizantes del partido.

Cuando se le preguntó a Ochoa Reza por las administraciones de Javier Duarte en Veracruz, César Duarte en Chihuahua y de Roberto Borge en Quintana Roo, quienes intentan blindar sus gobiernos a meses de que estos concluyan, Ochoa respondió que todos los gobiernos originados en su partido tienen el deber de proceder con transparencia y de dar una rendición de cuentas claras.

En medio de su ceremonia de registro, Ochoa anunció a los militantes del PRI que estaban presentes:

“El partido necesita cambiar, necesita abrir las puertas, necesita la crítica y la autocrítica, pero sobre todo necesita de propuestas participativas para la victoria nacional”, afirmó.

La decisión de poner a la cabeza de un partido a una persona poco conocida por su carrera política y tan cercana a la presidencia, hace dudar a varios analistas sobre su dirección y sobre los resultados que vaya obtener el PRI en las elecciones presidenciales del 2018. ¿Será suficiente este cambio para renovar un partido tan debilitado?