La Procuraduría General de Justicia del Estado de Michoacán determinó enviar el caso de Tanhuato a la Procuraduría General de la República. En un comunicado de prensa la PGJEM anunció que, de acuerdo con la incompetencia de este organismo para realizar las averiguaciones correspondientes, enviarán a la PGR los resultados de los peritajes especializados que hicieron:

Las actuaciones que se harán llegar a la PGR constan de pruebas periciales especializadas en medicina forense, criminalística, balística,  química, incendios y explosivos; dactiloscopía, planimetría, mecánica de hechos, genética, fotografía, inspección ocular, ingeniería y reconstrucción de hechos. (vía este enlace)

El pasado 22 de mayo murieron en el municipio de Ecuandureo 42 civiles y un policía federal en un supuesto enfrentamiento entre cuerpos de seguridad nacional y presuntos criminales. Al principio se dijo que los 42 muertos eran posibles integrantes del Cártel Jalisco Nueva Generación; sin embargo, este mes apareció un extenso reportaje de la periodista Sanjuana Martínez que niega esa versión. Los testimonios de los familiares de los fallecidos apuntan a que la tragedia ocurrida en Tanhuato fue una masacre y no un enfrentamiento.

Ya que la PGJEM se declara incompetente para seguir el caso, esperemos que la PGR pueda hacerse responsable de las investigaciones para determinar con certeza que fue lo que pasó en Tanhuato. Si algo necesita nuestro país es al menos una muestra de que aún existe la justicia en México.