Dos opiniones sobre el discurso de Toma de Protesta de AMLO

Hoy fue un día histórico: la toma de protesta de Andrés Manuel López Obrador. Luego de una victoria electoral arrasadora el 1 de julio y una transición compleja y muy larga, se llevó a cabo un cambio de poderes protocolario y sin sorpresas.

Algo que hemos defendido siempre en Plumas Atómicas es la multiplicidad de voces, por ello, te presentamos dos lecturas de ese mismo discurso: las plumas de Pedro L. Arana, columnista de Economía y Finanzas de Plumas Atómicas, y Raúl Cruz, columnista de cultura y derechos humanos analizan punto por punto el discurso.

Pedro L. Arana: “No hay nada nuevo, pero sí hay indicios preocupantes”

  • “Neoliberalismo” y desarrollo estabilizador

El presidente afirma que el origen de todos los males del país provienen de la implementación del llamado modelo neoliberal. Si bien en términos de crecimiento y de redistribución del ingreso, el modelo “neoliberal” ha quedado a deber, hay que decir, también que durante los últimos 20 años, México ha vivido un periodo de estabilidad económica muy importante y estamos muy lejos de una crisis económica.

Así se ha comportado la Bolsa en las transiciones presidenciales

Si algo ha traído el modelo “neoliberal” es la diversificación de la economía mexicana, es decir, ha generado nuevos mercados de todos los sectores, lo cual ha traído estabilidad y menor riesgo ante sacudidas en mercados muy específicos. Así que podríamos decir que los dichos de López Obrador son de carácter meramente ideológico.

  • Combate a la corrupción

El presidente López Obrador tiene razón en afirmar que la corrupción es el peor de los males que aquejan al país. Sin embargo, incurre de nuevo en diagnósticos ideológicos cuando afirma que es un problema surgido del modelo “neoliberal”.

Parece ser que olvida la corrupción del sexenio de Miguel Alemán en los años 50 o la del sexenio de López Portillo, cuando surgió la famosa palabra “mordida” para referirse a los sobornos a la policía de tránsito del Distrito Federal.

No queda claro cómo va combatir el problema de la corrupción, solo se ha limitado a decir que “pondrá el ejemplo” y que castigará a quienes de hoy en adelante incurran en ella, es decir, reduce el problema a una cuestión de voluntad política, que por supuesto es necesaria, pero no suficiente para resolver un problema estructural que involucra, de una u otra forma, a toda la sociedad mexicana. De tal manera, no se han mencionado acciones institucionales al respecto.

  • ¿Pacto de impunidad?

López Obrador insiste en que no se perseguirán casos de corrupción relacionados al pasado. Esto resulta preocupante debido a que parece ser que la justicia seguirá supeditada a la política, lo cual reproduce el problema estructural de fondo: el tradicional pacto de impunidad.

Peña Nieto durante discurso de toma de protesta de AMLO
Peña Nieto durante discurso de toma de protesta de AMLO
  • Separar el poder político del poder económico

De nuevo, no hay forma de no estar de acuerdo con López Obrador respecto a este problema, sin duda la corrupción ha generado que el sistema político y el económico operen de manera discrecional por encima de la ley.

Sin embargo, la solución no está en supeditar a la economía a la política, no solo por el riesgo que implica en términos de la percepción de riesgo para los mercados, sino porque justo ese ha sido el problema, la política y la economía operando sin contención alguna, pero, ¿qué puede contener a la política y la economía? solo el derecho y su aplicación. 

Resultado de imagen para carlos slim amlo foto

  • ¿Las refinerías van a bajar la gasolina?

López Obrador sostiene que las refinerías van a bajar el precio de la gasolina, sin embargo esto no es cierto. El costo alto de la gasolina en realidad no responden a que esta se importe, sino a cómo se compone el precio en nuestro país. Recordemos que los precios están compuestos por: precio internacional de referencia (WTI y Brent), impuestos como IEPS, IVA y IEPS local; margen de refinación y costo logístico.

En ese sentido, el impacto que tendría producir aquí la gasolina es mínimo, a menos que subsidie el precio y apunte a que las refinerías mexicanas operen con pérdidas.

  • AMLO mercantilista

AMLO tiene una concepción de la economía mercantilista (doctrina del siglo XVIII), en el sentido de que piensa que importar productos es señal de mal desempeño económico. Esto por supuesto es falso, ya que las importaciones son señal de un mercado diversificado acoplado a la economía global, en el caso del sector primario es clarísimo, importamos ciertos productos, ya que nuestros productores se enfocan en producir con base en la demanda de exportación.

Resultado de imagen para importación maiz amarillo

Por cierto, es falso lo que señaló López Obrador respecto a las importaciones de maíz, ya que hay que aclarar que la mayoría de estas son de maíz amarillo, que es para forraje y no de maíz blanco que es de consumo humano y, en el cual somos prácticamente autosuficientes.

Resultado de imagen para exportación fresa mexico

  • Las consultas

López Obrador anunció que las consultas serán el pan de cada día, sin embargo, no habla de qué límites tendrán, en qué temas, organizadas por quién y demás detalles operativos y legales: hasta el momento no se ve qué límites tendrán, pues van desde la Guardia Nacional hasta el enjuiciamiento de ex presidentes.

Si esta tendencia continúa, se podría ir deteriorando aún más la confianza con los mercados y las consecuencias pueden ser graves: desde salida masiva de capitales, hasta una calificación negativa de la deuda soberana.

Raúl Cruz: “Un cambio en el discurso presidencial que falta ver si existe en la praxis”

Tal como escribe Pedro, no hay muchos elementos nuevos en el discurso de toma de protesta de López Obrador. Como pocos políticos mexicanos, su enfoque discursivo siempre ha sido la corrupción, la honestidad y una historización constante de la actualidad política mexicana.

  • Economía, desarrollo, mercados e izquierda

El diagnóstico de López Obrador sobre la desigualdad y la pobreza en México hace eco de múltiples estudios, investigaciones y críticas de la academia, de trabajo de campo de ONGs y organizaciones civiles que han denunciado el aumento de la desigualdad y el retraso económico, educativo y participativo de sectores cada vez más amplios de la población.

Sin embargo, muchas promesas (como no aumentar impuestos o la “separación de la economía y la política”) son promesas comunes del conservadurismo fiscal. Y otras promesas, como becas y desarrollo de infraestructura, no son fáciles de realizar sin romper las primeras.

Ya puedes registrarte para ser beneficiario de las becas de AMLO

  • Un cambio en el discurso: ¿cambio en la praxis?

López Obrador rompió una larga tradición de los cambios de poderes: silenciar o llenar de eufemismos la crítica del presidente saliente. El ahora presidente constitucional no guardó un sólo comentario contra la administración de Peña Nieto, que se notaba no sólo cansado, sino hasta incómodo.

 

Como ha sido costumbre siempre con López Obrador, las críticas son presentadas con contextos históricos, y la crítica al modelo económico y político neoliberal ha sido el centro de sus críticas desde que era un joven militante priísta en los 70.

Para muchos, la utilización de esa etiqueta sin definición y tan difusa es tramposa y fácil. Sin embargo, en un discurso más político que de plataforma, la crítica a una política económica que ha profundizado la desigualdad, aceleró problemas de salud y dejó una amplia y documentada cuota humana a costa de la mayoría.

  • Los peros: consultas y Ejército

Claro que hay elementos preocupantes. Pocos, si no es que ningún, discurso político puede construirse con buenos deseos y argumentos sólidos. En su toma de protesta, López Obrador insistió en dos cuestiones que son preocupantes: las consultas populares y su defensa del Ejército.

¿Se podría cancelar el NAIM con la consulta?

Primero el NAIM, luego diez proyectos sobre infraestructura y proyectos sociales; las dos consultas que se realizaron durante la transición no sólo fueron realizadas fuera de cualquier legislación que las hiciera vinculantes o legales, sino que las dudas que levantaron simpatizantes nunca fueron respondidas.

Luego de las duras críticas a su proyecto de Paz y Seguridad, y su insistencia en no juzgar a ex presidentes (sí: el poder judicial es independiente del ejecutivo, pero también la voluntad política de un presidente puede acelerar procesos, el ejemplo de Argentina es ideal) ahora fueron respondidas con llamados a consultas. ¿Qué sigue: los derechos humanos o la protección de minorías?

Por otro lado, su defensa a la actuación del Ejército mexicano es preocupante, no sólo porque forme parte de su Plan de Paz y Seguridad, sino porque defendió abiertamente a una de las instituciones mexicanas con más denuncias de violación de Derechos Humanos de América Latina.

Con 12 años encima de “Guerra contra el Narco” y violencia creciente en todo el país; con violaciones constantes de derechos humanos de las mismas instituciones que, ahora, estarían operando legalmente si se aprueba la reforma constitucional que dice Morena que impulsará: ¿qué tanto la Guardia Nacional será una solución temporal?

Recibe duras críticas Plan Nacional de Paz y Seguridad

¿Tú qué piensas del discurso, de este día completo que, definitivamente, estés a favor o en contra, fue histórico?, ¿qué le espera a México y qué nos espera a todos estos seis años?

por Pedro L. Arana (@pedro_l_arana) y Raúl Cruz V. (@rcteseida)

Por: Redacción PA.