¿La autonomía de la UNAM significa que la policía no pueda entrar?

El contexto de inseguridad en la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM)  ha revivido el viejo argumento de la autonomía como punta de lanza para limitar o restringir la participación de elementos de seguridad pública dentro de las instalaciones. ¿De verdad es casi un país aparte la UNAM?

Este argumento no es nuevo y tiene sus orígenes en el 68, cuando el gobierno de Díaz Ordaz ordenó que elementos del ejército ocupara el campus universitario con la finalidad de sofocar el movimiento estudiantil. Desde ahí, los gobiernos se han mantenido completamente al margen de lo que sucede en las instalaciones universitarias, salvo en el 99 cuando, por orden del rector Juan Ramón de la Fuente, ingresó la recién creada Policía Federal a terminar con lo que quedaba de la huelga estudiantil. 

UNAM 68 ejército

“La autonomía no está por encima del sistema jurídico del país”.

Por otro lado, de manera paralela a lo anterior, la comunidad universitaria internalizó una idea de la autonomía en la que ningún nivel de gobierno podía tener injerencia alguna en lo que sucedía al interior de la universidad. Ambos procesos generaron el hermetismo y la opacidad que actualmente opera en la máxima casa de estudios del país, que va desde temas de seguridad, hasta de transparencia. Desde el 68 ningún gobernante ha querido ser recordado como un pleno autoritario; de ahí que incluso cuando podría justificarse legalmente una intervención, los gobernantes prefieren cuidar su imagen y apelar a la autonomía universitaria.

Ver: “¿Qué está pasando en la UNAM y cómo ha respondido rectoría ante la crisis de inseguridad?

Todo esto produjo en realidad una tergiversación del concepto de autonomía, llegando al ridículo de entenderla como una especie de “extraterritorialidad” o “independencia” del Estado mexicano, ya que parece ser que asumen que el sistema jurídico del país no aplica para la universidad.

Ver: “UNAM debe transparentar denuncias de acoso sexual: INAI”

PF UNAM

¿Qué tan independiente es la UNAM?

Pero, ¿qué es la autonomía universitaria? El Marco Jurídico de la Autonomía Universitaria, el cual deriva de la constitución, establece que:

La autonomía es la facultad que poseen las universidades para autogobernarse –darse sus propias normas dentro del marco de su Ley Orgánica y designar a sus autoridades -, para determinar sus planes y programas dentro de los principios de libertad de cátedra e investigación y, para administrar libremente su patrimonio…

En ese sentido, la ley establece que las características de la autonomía universitaria son: académica, de gobierno y económica.

La académica “implica que sus fines los realiza de acuerdo con la libertad de cátedra e investigación y el libre examen y discusión de las ideas; la determinación de sus planes y programas; y la fijación de los términos de ingreso, promoción y permanencia del personal académico“.

La de gobierno “implica el nombramiento de sus autoridades y el otorgamiento de sus normas dentro de los marcos de su ley orgánica. En este último aspecto es interesante resaltar que la autonomía universitaria se asemeja a la autonomía de las entidades federativas: la facultad de legislar en un ámbito interno teniendo como guía una norma de carácter superior que no deben contravenir.

Por último, la económica “implica la libre administración de su patrimonio“. Eso quiere decir que:

Las universidades no pueden cubrir sus necesidades con sus propios recursos, lo que hace necesario que el Estado les otorgue un subsidio, pero son las propias universidades las que determinan en qué materias y en qué proporción se gastarán los recursos, y los órganos universitarios que manejan esos recursos no rinden cuentas a organismos gubernamentales, sino a otro órgano universitario que generalmente es el Consejo, el mismo órgano que casi siempre posee facultades legislativas para el ámbito interno.”

vigilancia UNAM

Es decir, en ningún momento la ley señala que la autonomía signifique “extraterritorialidad”, por lo tanto, podríamos decir que en este caso la UNAM es parte de la Delegación Coyoacán, de Ciudad de México y de México, no es un estado independiente, simplemente se le otorgó la facultad de autogobierno en los términos antes mencionados.

Ver: “Balacera en frontones de CU; hay dos muertos, informa la PGJ”.

En ese sentido, resulta una problemático y una tergiversación el argumento que sostiene que hay una violación a la autonomía porque entren elementos de seguridad pública cuando se cometan delitos dentro del campus universitario, ya que la autonomía no está por encima del sistema jurídico del país, es decir, no es un espacio de excepción.

Ojo, esto no significa que la policía deba estar permanentemente en el campus universitarios, sino que la autonomía no debe ser pretexto para obstruir la procuración de justicia en delitos del fuero común.

Ver: “Presunto abusador sexual del CCH Vallejo sigue prófugo”.

 

Por: Redacción PA.