ONU: En México se criminaliza a defensores de Derechos Humanos

Aunque las violaciones a los Derechos Humanos y los abusos contra los defensores de estos se han ido denunciando a lo largo de los años en México, ahora también la ONU tiene constancia de ello. Esto fue mostrado en un informe que Michel Frost, relator internacional de este organismo en materia de DDHH, armó tras una estancia en México durante 2017.

El reclamo es severo y Frost lo sintetizó de la siguiente manera:

“Las actividades de los defensores de los derechos humanos en México han sido criminalizadas a través de un mal uso deliberado de la legislación criminal y de la manipulación de los poderes punitivos de las autoridades, tanto por actores estatales como no estatales, para entorpecer e incluso paralizar los esfuerzos de ejercer su legítimo derecho a promover y proteger los derechos humanos”.

La ONU considera que las actividades de la defensora de Derechos Humanos se ven entorpecidas por muchos procesos judiciales que no permiten realizar bien su trabajo. Mientras estuvo en el país, se reunió con 800 defensores, y de estas reuniones descubrió un ambiente totalmente adverso para su labor, lo cual es solo un síntoma de una crisis de DDHH en todo el país.

Por supuesto, el reporte de la ONU está apoyado por documentos que dentro del país ya se tenían. En 2017, la Comisión Nacional de Derechos Humanos registró 285 ataques a defensores de enero a noviembre; por otro lado, las denuncias civiles y de organizaciones no gubernamentales indicaron que ocurrieron 730 violaciones de esta misma índole tan solo de enero a mayo.

Sin embargo, el problema principal que encontró Frost fue la criminalización de todos aquellos que buscan salvaguardar la integridad y dignidad de los que enfrentan algún proceso en el que se hayan violado sus derechos fundamentales. Indicó que esta viene siempre de parte de los organismos de impartición de justicia y también de los gobiernos, de forma sistemática.

Infirió que lo que causa esto es, en muchas ocasiones, la poca independencia que tienen los organismos judiciales, junto con la corrupción que es, en estos momentos, el discurso permanente de todos los partidos que quieren llegar a ocupar los cargos de elección popular.

Por supuesto, los atropellos a los Derechos Humanos son algo recurrente en México. El debido proceso es algo que no siempre se respeta y, aunque existen pruebas de esto, la impunidad generalmente se impone. Los casos que llegan a la luz pública generalmente se resuelven, pero aquellos que no tienen tanto impacto quedan en un limbo, en el que la gente que busca procurar que no suceda… termina sufriendo de lo mismo.

ONU: En México se criminaliza a defensores de Derechos Humanos
Foto: SinEmbargo

El clima de violencia en México, así como la ineludible corrupción de muchos niveles de gobierno y administración, hace aún más difícil un trabajo y una labor que resulta peligrosa por las mismas razones que le dieron origen.

Con información de Reforma

Por: Redacción PA.