¿Quieres recibir notificaciones de nuestro sitio web?

Violencia golpea más a jóvenes entre 15 y 24 años

Del 2007 al 2018, 59 mil 779 jóvenes de entre 15 y 24 años fueron asesinados
Violencia golpea más a jóvenes entre 15 y 24 años. (Imagen:Twitter)

Hoy se conmemora el Día Internacional de la Juventud. En México, dos de cada 10 homicidios se cometen contra de mujeres y hombres que oscilan entre los 15 y 24 años de edad, según datos del INEGI.

En el informe del Instituto Nacional de Información Estadística y Geográfica (INEGI) se puntualiza que del 2007 al 2018, 59 mil 779 jóvenes de entre 15 y 24 años fueron asesinados.

A nivel nacional se detectaron tres causas de defunción que encabezan la lista de este estudio:

“Las tres principales causas de muerte tanto para hombres como para mujeres son las enfermedades del corazón, la diabetes mellitus y los tumores malignos. Los homicidios son la séptima causa de muerte para la población en general”. (Vía: INEGI)

En el 2017 se registraron 32 mil 79 homicidios, 3 mil 430 de mujeres y 25 mil 522 de hombres. el estado de México, lideró el total de defunciones pues e presentaron 3 mil 76 homicidios.

En segundo lugar se encontró Guerrero con 2 mil 637 asesinatos. En tercer lugar se encuentra Guanajuato con 2 mil 285 casos.

¿Por qué mueren los jóvenes?

Una gran parte de los homicidios se relaciona con el crimen organizado ya sea por casos de secuestro, feminicidio o conflictos entre pandillas, inclusive problemas familiares. En entrevista con El Universal, Elena Azaola Garrido, doctora en Antropología social, dijo que la integración de los jóvenes en los grupos delictivos es una de las causas de estas cifras tan alarmantes. (Vía: El Universal)

Sin embargo también existen casos en los que mujeres y hombres mueren en medio de fuego cruzado o como víctimas de diversos delitos. De manera que generalizar o asegurar que todas las muertes de los jóvenes se deben a su “forma de vida” o por “nexos con el crimen organizado” podría ser un error.

Como ejemplo se encuentra los casos de Norberto Ronquillo y Leo Avendaño, quienes fueron asesinados tras ser secuestrados. Hasta el momento ambas investigaciones siguen en curso sin que se haya cerrado el caso.

¿Qué pasa con la muerte de estudiantes?

Desde el 2018 se han suscitado diversos asesinatos de estudiantes a lo largo del país. En abril tres estudiantes de cine de Guadalajara fueron secuestrados, finados y disueltos en ácido por un grupo del crimen organizado en Tonalá.

Javier Salomón Aceves, Daniel Díaz y Marco Ávalos utilizaron, sin saberlo, una casa de seguridad del Cártel Nueva Plaza, en dicho lugar fueron interceptados por supuestos integrantes del Cártel Jalisco Nueva Generación.

El 29 de abril de este año una estudiante de sexto semestre del Colegio de Ciencias y Humanidades (CCH) Oriente murió dentro de su plantel. Aidee “N” tomaba clases cuando una detonación menor se escuchó y la alumna cayó al suelo. La chica falleció cuando era transportada al hospital debido a una herida en el costado derecho.

Este caso tampoco llegó a buen término, no se tienen sospechosos, ni móvil, ni siquiera tienen el arma homicida. 

Los jóvenes y la 4T

A lo largo de estos nueve meses de su administración, AMLO ha hecho mucho énfasis en el apoyo a los jóvenes, pues según su postura, mujeres y hombres se unen a la delincuencia por falta de oportunidades tanto académicas como laborales.

Por tanto creó la beca: Programa Jóvenes Construyendo el Futuro, que consiste en darles capacitaciones laborales por un año con un sueldo de 3mil 600 pesos mensuales. El presidente cree que de esta manera se reducirá la relación entre la juventud y la delincuencia organizada.

Así mismo, ha creado una campaña contra las adicciones, pues según el mandatario los jóvenes sólo utilizan narcóticos por problemas familiares, depresión y falta de oportunidades.

Ambas visiones, aunque intentan apoyar a la juventud, son limitadas y al menos en el discurso del presidente, parecen impulsadas por la moral antes que estudios de política social, por lo que podrían no resolver la crisis de seguridad y tal vez tampoco se acercan al problema de fondo, lo único certero es que México es un país peligroso para su juventud.

Con información de: El Universal