Dan prisión preventiva a presunto porro de la UNAM, ¿qué fue de los demás?

Durante la manifestación del CCH Azcapotzalco contra la violencia de género y por falta de docentes el pasado 3 de septiembre en Rectoría, al menos cuatro personas fueron hospitalizadas. Días después, la UNAM señaló a 18 personas identificadas por su participación en las agresiones, ¿pero qué ha pasado a más de 20 días?

Además del caso de “El Mamitis” –cuya madre lo defendió pese a su presunta participación– y las condenas de Graue, los derechos de un alumno señalado entre los 18 originales fueron restaurados.

Tras los hechos, la Procuraduría capitalina (PGJ) ha informado constantemente, a través de comunicados, sobre las detenciones de personas involucradas en las agresiones, acusadas tanto de motín como de lesiones y homicidio en grado de tentativa.

Madre defiende a ‘El Mamitis’, presunto porro detenido

Hasta este 25 de septiembre, las autoridades de la ciudad han informado que 11 personas, tanto menores como adultos, han sido aprehendidas por su papel el pasado 3 de septiembre.

Justo este martes, la Procuraduría informó que sentenciaron a un hombre de 20 años con la medida de prisión preventiva oficiosa, por su supuesta participación en los delitos de tentativa de homicidio –lesiones que tardan más de 15 días en sanar– y motín. El hombre fue capturado en Chimalhuacán, Estado de México, y permanecerá en el Reclusorio Preventivo Varonil Norte durante el proceso en su contra.

Expulsiones y suspensiones por ataque de porros, ¿son la solución al problema de la UNAM?

Este sujeto no es el único con la medida cautelar. Según la PGJ, son cinco personas más a las que enviaron a prisión preventiva, pues se enfrentan a un proceso por los delitos de homicidio en grado de tentativa, un delito grave que se lleva con la libertad privada.

Según el Artículo 364 del Código Penal de la Ciudad de México, aquellos que son acusados de motín podrían enfrentar entre seis meses y siete años de prisión. Los que son procesados por homicidio en grado de tentativa podrían pasar desde 2 años hasta 13, según los Artículos 78 y 123 de la misma ley.

Los hechos del pasado 3 de septiembre desataron una serie de movilizaciones y paros dentro de la UNAM. Dos días después, se registró una marcha en la universidad donde se contó con la participación de 25 mil personas, según cifras de la SSP.

Contra porros y aulas vacías: así fue la marcha en la UNAM

Facultades como Ciencias Políticas, Economía, Filosofía y Letras, CCHs y las Preparatorias de la UNAM también suspendieron actividades para reclamar a las autoridades universitarias garantizar la seguridad de los estudiantes. Ninguno falleció el día de la agresión de los porros, pero dos sí estaban en condiciones graves ese día; Sebastián Meza, por ejemplo, casi pierde el riñón.

Mientras las autoridades continúan con las indagatorias, mañana se cumplen los cuatro años por la desaparición de los 43 normalistas de Ayotzinapa. Se contemplan más movilizaciones por parte de la comunidad estudiantil, incluyendo a la de la UNAM.

Por: Redacción PA.