Tres escuelas negaron inscripción a hijos de pareja gay

De acuerdo con información del portal Animal Político, el pasado jueves 24, una familia homoparental denunció ante el Consejo para Prevenir y Eliminar la Discriminación (Copred) que tres escuelas, debido a la orientación sexual de las madres, negaron la inscripción a sus tres hijos.

Una de las madres, que prefirió ser nombrada simplemente Martha para proteger a su familia, relató para el portal que la primera discriminación la sufrieron en el colegio Olinca, en su plantel en Altavista, cuando intentaron inscribir a su hija mayor que tiene dos y medio años.

De acuerdo con la mujer, la entrevista y el recorrido por las instalaciones de la escuela hicieron creer a la familia que ése era el lugar adecuado para inscribir a su pequeña, sin embargo, antes de volver a casa la familia preguntó si la escuela tenía alumnos inscritos cuyas familias fueran homoparentales. Al no estar familiarizada con el término la directora, Martha explicó que son aquellas que formadas por dos padres o madres, es decir, del mismo sexo, y sus hijos; a lo que la directora respondió: “No, no tenemos ningún problema con eso, mientras no hagan una escena delante de los niños”, y agregó después de que se le cuestionara a qué hacía referencia: “me refiero a que no vayan a faltar el respeto a nadie.”

Tras las respuestas, Martha cuestionó si las familias heterosexuales iban a la escuela a besarse frente a los niños y ella y su pareja salieron del colegio indignadas. El portal buscó a la directora del plantel esperando una versión de los hechos de su parte, sin embargo no hubo respuesta, aunque en su cuenta de Twitter, ante otro cuestionamiento, publicó:

 

Después de este episodio, la familia vivió otros dos similares. Uno ocurrió en la escuela Senda, ubicada en la delegación Álvaro Obregón; la familia intentaba inscribir esta vez a su hija mayor y también a sus otros dos pequeños, los gemelos de año y medio. Aparentemente la escuela no tenía ningún inconveniente y la familia había salido satisfecha con lo que se encontró.

Sin embargo, más tarde recibieron una llamada para pedirles una nueva cita y al acudir, describe Martha:

“Me comenzaron a decir que la escuela quisiera estar en un nivel más ‘abierto’, por así decirlo, pero que desgraciadamente los papás de los otros niños eran muy ‘católicos’ y que no iban a poder aceptar a mis hijos. Y que además la escuela no quería que los otros niños fueran a hacerle ‘bullying’ a mis hijos por tener dos mamás. Que preferían ‘protegerlos’ y evitarles ese ‘sufrimiento’.” (Vía: Animal Político)

El tercer episodio sucedió en la escuela Mikínder, ubicada en Jardines del Pedregal, la cual, después de la misma pregunta- ¿aceptan niños con familias homoparentales?-, y después de haber asegurado que la escuela era laica, la escuela dio como razón para no aceptar a los pequeños, que el centro educativo dependía del Opus Dei, aunque claro, si querían podían intentar hablar con la directora.

Tras esa última experiencia fue que la familia decidió denunciar el caso ante el Copred, institución que en sus redes sociales confirmó que se encuentra investigando el caso.

La familia aún no cuenta con un espacio en donde sus hijos puedan recibir educación y, aunque no les interesa inscribirlos en las escuelas mencionadas, sí buscan que éstas sean sancionadas para que no vuelvan a discriminar a otras familias. También exigieron a la Secretaría de Educación Pública (SEP) que envíe comunicados a las escuelas a nivel nacional para ninguna familia sea discriminada por su orientación sexual.

Martha aseguró que, aunque sabe que sería más sencillo mentir y hacer creer a las escuelas que es madre soltera, no es eso lo que les importa sino luchar por defender el derecho a la educación sin discriminación de sus hijos.