Trabajadoras de Bershka en Galicia están en huelga indefinida, la empresa acepta negociar

65 trabajadoras de las tiendas Bershka en las provincias de Pontevedra, Galicia, llevan ya cinco días de una huelga indefinida (son todo el personal de la cadena en Pontevedra). Exigen que se termine con una doble discriminación: salarial y de prestaciones, a la que se enfrentan día a día.

Inditex es una de las trasnacionales más grandes del mundo, es la cadena de ropa con más tiendas y su dueño, Amacio Ortega, aparece constantemente en las listas de las personas más ricas. Tan sólo en 2017, habrá ganado mil 256 millones de euros (casi 28 mil millones de pesos).

Sin embargo, no son raras las historias de trabajadoras al frente de las tiendas o en las maquilas que producen la ropa que venden sus filiales que no logran llegar a fin de mes, que se enfrentan a condiciones laborales inhumanas y que, cada que luchan por mejorar su calidad de vida son amenazadas, despedidas o silenciadas. (Vía: El País)

Por eso mismo, la huelga indefinida de las trabajadoras de Bershka en Pontevedra es, por decir lo menos, extraordinaria: cuenta con apoyo sindical (sí, están sindicalizadas) y de varios jugadores políticos en Galicia y es la huelga más larga a la que se ha enfrentado Inditex en su historia en España.

Ha sido tal la presión que, por fin, la compañía aceptó sentarse a negociar con las trabajadoras, quienes rechazaron la primer oferta.

La lista de peticiones de las huelguistas no es mucho (dentro de los derechos laborales ganados en España): 13 días de vacaciones en verano, un máximo de turnos de cierre a la semana, que se igualen los derechos laborales en todas las provincias gallegas y el incremento de la planta de tiempo completo (pues el 90% trabaja medio turno). (Vía: El Mundo)

Las trabajadoras han realizado protestas frente a las oficinas centrales de Inditex, donde han coreado consignas que dicen “Traballo en Inditex e non chego a fin de mes” (“Trabajo en Inditex y no llego a fin de mes”, en gallego). (Vía: La Voz de Galicia)

En México, uno de los país más importantes para la empresa de Ortega por el volumen de ventas que genera, ¿podría ocurrir una huelga semejante?