Supremacistas blancos se han infiltrado en policías alrededor de todo EEUU, dice informe

El reporte señala que muchas veces los departamentos de la policía no hacen nada hasta que se desatan los escándalos públicos
Policía de Chicago usando una máscara con el distintivo de un grupo supremacista.(Imagen: CBS)

Un ex agente del Buró Federal de Investigación (FBI) de Estados Unidos publicó un informe en el cual señala que grupos de supremacistas blancos y milicias se han infiltrado en agencias de la policía alrededor de todas las regiones del país durante las últimas décadas.

Michael German, el ex agente del FBI, ha estudiado durante años cómo los ataques de terrorismo doméstico han sido ignorados constantemente. Ahora, explica que estos grupos han ingresado a las instituciones de seguridad en Estados Unidos desde el 2000 y se han documentado cientos de publicaciones racistas en las redes sociales de agentes.

El reporte señala que se han descubierto nexos entre policías y milicias y grupos de supremacía en los estados de Alabama, California, Florida, Illinois, Michigan, Oklahoma, Orgeon, Texas, Virginia y Washington, por mencionar algunos.

Solo este año, por ejemplo, se registraron los casos de un comisarios en Orange County, California, y un policía de Chicago, Illinois, portando logos de milicias de la derecha radical. En Olimpia, Washington, agentes también aparecieron posando con grupos armados; y, en Filadelfia, Pensilvania, grabaron a la policía sin actuar frente a uno de estos grupos que agredía a activistas anti racismo y periodistas.

El nivel de gravedad del asunto es difícil de determinar, explicó German a The Guardian, pues nadie está recolectando la información o buscando los nexos entre agentes y este tipo de organizaciones.

Generalmente, señala en el informe, los oficiales racistas son conocidos en su departamento y solo se toman medidas en su contra cuando se hacen parte de un escándalo público. Aún cuando se toman acciones preventivas, las investigaciones que derivan de estas suelen tomar demasiado tiempo.

Este tipo de relaciones entre supremacistas y fuerzas policiales se han convertido una preocupación por casos como el asesinato de George Floyd, el cual desató protestas masivas en todo Estados Unidos.

California, Illinois, Orgeon y Washington han comenzado indagatorias contra sus agentes por supuestamente simpatizar con grupos supremacistas que se oponen a movimientos como Black Lives Matter, dice el reporte.

Con información de The Guardian

Publicidad