Se ajustan costos de reconstrucción por sismos, pasan de 37 mil mdp a 48 mil mdp

El día de ayer, en una reunión con periodistas y columnistas de distintos medios de comunicación, el presidente Enrique Peña Nieto ajustó a la alza las cifras de los daños causados por los sismos del pasado 9 y 19 de septiembre, pasando de 37 mil millones a 48 mil millones de pesos. En dicho evento, el presidente fue acompañado por los secretarios de Hacienda, Gobernación, Educación, Salud y Desarrollo Territorial, quienes dieron cifras relacionadas a cada dependencia.

El secretario de Gobernación, Miguel Ángel Osorio Chong, señaló que hasta el momento suman 12 millones de personas afectadas por los sismos, las cuales están concentradas en 400 municipios de 12 entidades distintas del país, de las cuales las más afectadas son: Oaxaca, Chiapas y Morelos. Solo en Juchitán, hay 70 mil personas que están viviendo en las calles, además de que no se han normalizado las actividades económicas, lo que ha dificultado aun más la situación.

En relación al número de viviendas afectadas, el presidente y los secretarios presentes señalaron que se han contabilizado un total de 180 mil 731 viviendas afectadas, de las cuales 50 mil 610 son pérdida total. De ese total, 63 mil 336 se encuentran en Oaxaca; 59 mil 397 en Chiapas; 2 mil 976 en Guerrero; 27 812 en Puebla; 15 mil 352 en Morelos; 5 mil 765 en CDMX y 40 en Tlaxcala. Respecto a la reconstrucción aseguraron que cada entidad tiene un plan diferenciado, pero, que los esfuerzos del gobierno federal están concentrados sobre todo en Oaxaca y Chiapas.

Respecto a la infraestructura educativa, el secretario de Educación Pública, Aurelio Nuño dijo que hay un total de 12 mil 931 planteles con afectaciones, de los cuales 276 presentan daño total. Estos daños han afectado a 475 mil 98 alumnos de 2 mil 896 escuelas distintas, por lo que tendrán que ser reubicados, ya sea a otros planteles (309 mil 813 alumnos) o a aulas temporales (165 mil 865).

Finalmente, los recursos federales para la reconstrucción serán entregados en tarjetas, con 20 mil pesos para reparaciones y 120 mil para reconstrucciones, con ellas podrán adquirirse materiales y mano de obra asesorada por especialistas. En el caso de CDMX se liberaron créditos a tasas de interés preferenciales que pueden ser adquiridos tanto individualmente (2 millones de pesos a un plazo máximo de 20 años) y en modalidad de condóminos (hasta 20 millones de pesos a un plazo de 20 años).

Más allá de los créditos, parece que los apoyos para reconstrucción son insuficientes, ya que es difícil imaginar que 120 mil pesos sean suficientes para levantar de nuevo una casa; el problema es que en esas regiones las oportunidades se ven limitadas debido a que no han podido reactivar su de por sí escueta economía lo que dificulta la entrega de créditos. Al respecto, el gobierno federal ha asegurado que los recursos provenientes de donaciones privadas que han llegado al gobierno serán también concentrados en esas regiones. (Vía: Reforma)

Respecto a los casos en CDMX en donde se determine la responsabilidad de empresas inmobiliarias y constructoras en daños, Profeco las obligará a cubrir los costos de las reparaciones y la reconstrucción. Recordemos que por ley, estas empresas deben ofrecer una garantía de mínimo 5 años sobre sus inmuebles, por lo que están obligadas a cumplirla. (Vía: Milenio)