PGR pide ficha roja contra dueña del Colegio Rebsamen: ya es buscada en 190 países por homicidio doloso

ACTUALIZACIÓN 4 de diciembre:  La Agencia de Investigación Criminal (AIC) de la Procuraduría General de la República lanzó una ficha roja a la Interpol para la localización y captura de Mónica García Villegas, dueña del Colegio Rébsamen y señalada como principal responsable de la muerte de 24 personas en la que fuera su escuela.

Anteriormente, la PGR ya había girado una ficha azul (localización), sin embargo, la investigación tanto de la PGR como de la Procuraduría General de Justicia de la Ciudad de México determinaron alzar la alerta. (Vía: El Universal)

Así mismo, la AIC cumplimentó una orden de cateo en casa de un medio hermano de “miss Mony”, autorizada por el Juez de Distrito del Centro de Justicia Penal Federal de la Ciudad de México. De acuerdo a esta orden, se tenía la sospecha de que la señalada estuviera escondida en un domicilio en la delegación Coyoacán.

Según la defensa, a cargo de los mismos abogados de Emilio Lozoya Austin, ésta se llevó con ‘abuso de autoridad’, pues ellos, como defensa, no tenían conocimiento de una investigación de la PGR, además de que, como reportó Coello Zuarth al diario Reforma:

“Ellos llegaron buscando a Mónica y, al no encontrarla, se fueron, no detuvieron a nadie. Nosotros ya denunciamos esta actuación de la Policía por abuso de autoridad” (Vía: Reforma)

Los elementos de la AIC y la SSP-CDMX no dieron con la principal sospechosa. La Interpol ya está buscándola, también, en los 190 países que la conforman.

****************

Actualización 3 de noviembre: Al parecer, el lunes 25 de septiembre, la dueña del Colegio Rébsamen y actual prófuga de la justicia capitalina, Mónica García Villegas, vació la cuenta bancaria de la escuela.

Alrededor de medio millón de pesos fueron retirados el mismo día en el que la “miss Moni” retirara, también, sus efectos personales del edificio colapsado en el que, entonces, seguían trabajando rescatistas para ubicar, rescatar y recuperar a los sobrevivientes y las víctimas del edificio. (Vía: El Financiero)

Según El Financiero, ese dinero en efectivo fue utilizado por la ahora prófuga para pagarle a su primer abogado, quien tramitara su amparo, Moisés Castillo.

Según fuentes, García Villegas ya fue ubicada en un domicilio de la Ciudad de México, pero sigue sin entregarse a las autoridades. (Vía: Excélsior)

*********************

Los peritajes a las ruinas del Colegio Rébsamen, donde murieron un total de 26 personas terminaron y han terminado de consolidar el caso contra la dueña (y prófuga), Mónica García Villegas.

Los diversos peritajes que se comenzaron a realizar apenas se dieron por concluidos los trabajos de rescate y recuperación de sobrevivientes y víctimas llegan todos a la misma conclusión: el cuarto piso, añadido fuera de norma apenas en 2016, fue el causante del derrumbe del edificio. (Vía: Animal Político)

El departamento que se encontraba en el último piso (y que fue la última modificación que se hiciera al edificio) tenía acabados de lujo, como pisos de porcelanato y detalles de granito que requieren, forzosamente, de una estructura sólida y estable para soportarlos, lo que no ocurrió.

Según varios peritos, las trabes, castillos y otros elementos que le deberían de dar estabilidad al edificio colapsado o no estaban bien colocados o fueron mal construidos, lo que, aunado al sobrepeso de más de una tonelada del departamento, terminó condenando la edificación, pero también la vida de los 19 niños y 7 adultos que estaban en su interior.

El edificio no se cayó horizontalmente, sino “de lado”, justo en el área de “seguridad”, donde las víctimas estaban refugiándose de un derrumbe. (Vía: El Universal)

La carpeta de investigación  TLP-2/UI-3C/D/1695/09-2017 señala directamente a García Villegas como la responsable por homicidio culposo, así como a un funcionario de la delegación Tlalpan durante la administración de Maricela Contreras (2013-2016) por haber autorizado la construcción irregular. (Vía: Reforma)

Mientras, el abogado de la dueña del colegio (y también abogado defensor de Emilio Lozoya), Javier Coello Trejo, sigue insistiendo en la inocencia de su víctima y en que ni ella ni el colegio tienen alguna responsabilidad de pagar indemnizaciones a las familias de las víctimas, porque fue el sismo el que tumbó el edificio, no su defendida.