38 mil millones de pesos para reconstrucción, pero ni una palabra sobre cómo evitar desvíos

En un evento realizado en Los Pinos, el presidente Enrique Peña Nieto, junto con buena parte de su gabinete, gobernadores, el jefe de gobierno capitalino y miembros del Consejo Coordinador Empresarial (CCE), anunció el costo total de la reconstrucción de los daños dejados por lo sismos del 7, 19 y 23 de septiembre: 38 mil 150 millones de pesos.

Las cifras todavía están cambiando, pues muchas dependencias no terminan aún de censar los edificios dañados (como la Secretaría de Cultura y la SEP, entre otras), sin embargo, ya se tenían los suficientes datos como para calcular el costo total de la reconstrucción. (Vía: Proceso)

Tan sólo en vivienda, se estima un gasto aproximado de 10 mil millones de pesos en los estados de Morelos, Oaxaca, Puebla, Chiapas y la Ciudad de México. Aunado a esto, se planea entregar un “monedero electrónico” para apoyar a los damnificados con la reconstrucción de sus viviendas, para lo que se tienen destinados 6 mil 500 millones de pesos.

La infraestructura educativa quedó seriamente dañada: 12 mil 931 escuelas quedaron dañadas, de las cuales 577 requerirán ser reconstruidas en su totalidad, mientras que mil 847 serán parcialmente reconstruidas y el resto tienen “daños menores” que tendrán que ser reparados. Para esto, se tienen presupuestado un gasto de 13 mil 650 millones de pesos, indicó el secretario de Educación Pública, Aurelio Nuño. (Vía: Sin Embargo)

En cuanto a edificios y espacios culturales y patrimoniales que sufrieron daños, la secretaria de Cultura, María Cristina García Cepeda, se estima que mil 500 (de los cuales han sido censados mil 225) inmuebles tendrán que ser intervenidos, por lo menos 14 estructuras consideradas Patrimonio Mundial de la Unesco tienen que ser rescatados; para ello, se han destinado 8 mil millones de pesos.(Vía: Proceso)

Como siempre ha sido durante la presidencia de Enrique Peña Nieto, llegó el turno de hablar del director del CCE, Juan Pablo Castañón. No dijo mucho, más que insistir en que la reconstrucción será un proceso que requerirá, también, del sector privado, ante lo cual su Consejo y otros organismos patronales decidieron crear el fideicomiso “Fuerza México”, a través del cual, dijo, se “encaminarán” los recursos aportados por empresarios mexicanos y extranjeros. (Vía: Sin Embargo)

En el evento celebrado en Los Pinos no se habló en ningún momento de mecanismos para transparentar el gasto, las concesiones y los trabajos de reconstrucción. En últimos días, directores de dependencias federales y locales han insistido en que “criticar no sirve de mucho” en un momento de crisis nacional como el que nos encontramos… ¿pero no es, justo, por la insistencia de no criticarlos que estamos en una de las muchas crisis nacionales que enfrentamos?