Sin regulación los precios del material electoral: Animal Político

material-electoral

El material electoral en México tiene precios distintos para cada uno de los estados. Por ejemplo, una urna puede costar entre 29 y 608 pesos, dependiendo de la entidad en la que se pretenda comprar, aún cuando la venta la haga la misma empresa. El Instituto Nacional Electoral (INE) establece que los institutos electorales estatales son quienes negocian y fijan los precios, pero ninguno es capaz de explicar las variaciones en los precios. (Vía: Animal Político)

Actualmente existen 4 empresas dedicadas a la venta de estos productos: Seriplast de México, Formas Finas y Materiales, Litho Formas y Talleres Gráficos de México. A pesar de que lo que venden es lo mismo, sus precios son completamente diferentes.

Para ilustrar la situación, un ejemplo, Seriplast de México vendió una mampara al estado de Colima en 589 pesos, a Michoacán en 624 pesos y a San Luis Potosí en 888 pesos, pero a Campeche se la vendió en 2,550 pesos, esto quiere decir que hay una diferencia de 332% entre la venta más barata y la más cara. (Vía: Animal Político)

Además, el caso de Talleres Gráficos de México es particular ya que esta empresa del gobierno federal, es decir, se trata de un organismo público y por lo tanto su director es designado por el Presidente y la junta de gobierno es encabezada por el Secretario de Gobernación. 

Los consejeros de los institutos electorales de Aguascalientes y Veracruz, Luis Fernando Landeros y Juan Manuel Vázquez respectivamente, explicaron existen dos formas en las que se llevan a cabo la compra de estos productos. La primera es la que se determina a través de una licitación y se elige a la empresa que entrega la mejor oferta; y la segunda es el precio que les ofrece Talleres Gráficos de México pues, por estar vinculada al gobierno federal, obtiene los contratos por adjudicación directa.

A pesar de que este organismo asegura que maneja precios base, lo cierto es que ha vendido productos a precios distintos, como sucede con las mamparas vendidas: a Guerrero en 581 pesos, a Sinaloa en 765 pesos y a Quintana Roo en 1,798 pesos.

Además, Talleres Gráficos de México ha declarado que los precios del material electoral son responsabilidad de los institutos electorales estatales:

“Los estados contratan y solicitan distintos materiales, muchas veces uno que no es el más barato. En lugar de plástico blando, piden duro y eso es más caro. O sobre el modelo que se ofrece y está aprobado por la autoridad electoral piden otras especificaciones que hacen que el material sea más caro y nosotros tenemos que ajustar el precio”. (Vía: Animal Político)