Sergio Mitre, pitcher de Saraperos, fue arrestado por agresión doméstica

El pitcher fue detenido y sus fanáticos dicen que la mujer merecía la agresión
Sergio Mitre, pitcher de Saraperos, fue arrestado por agresión doméstica (Imagen: Twitter)

Sergio Mitre, pitcher de los Saraperos, fue expulsado de su equipo por haber golpeado a una mujer. El deportista fue detenido por las autoridades coahuilenses.

Tras ser detenido la madrugada del domingo por una acusación de violencia doméstica, el pitcher fue expulsado de la novena.

Según Milenio, los empleado del hotel Quality Inn Eurotel solicitaron apoyo vía telefónica debido a un presunto caso violencia doméstica.

Una vez que los elementos de la Policía Ministerial al lugar detuvieron a Sergio Mitre como presunto agresor de una mujer que podría ser su pareja sentimental.

La víctima fue trasladada al Centro de Justicia y Empoderamiento de la Mujer, lugar en el que realizó la denuncia correspondiente.

Los Saraperos de Saltillo emitieron un comunicado. (Imagen: Twitter)

Sergio Mitre fue detenido y trasladado al Ministerio Público de la Dependencia Estatal, se preveía que sería llevado a las instalaciones del Centro de Reinserción Social.

Los Saraperos de Saltillo emitieron un comunicado en el que se pronunciaron en contra de la violencia “hacia cualquier género”:

En relación a la situación que vive el jugador Sergio Mitre, no aprobamos este tipo de actos, por lo que está suspendido de manera indefinida y sin ninguna actividad dentro de la organización, para que pueda atender su situación con la justicia y nosotros mantenernos a la espera de las investigaciones, de una resolución de la Autoridad al respecto y los elementos necesarios, para ahora sí, estar en posición de fijar una postura definitiva al respecto.” (Vía: Saraperos)

Quienes sí tienen posiciones encontradas son los fanáticos tanto de los Saraperos como del jugador. Algunos puntualizan que se deben separar las agresiones del trabajo del beisbolista.

Reacciones ante la suspensión de Sergio Mitre. (Imagen: Facebook)

Para algunos seguidores la presunta agresión que cometió el pitcher puede tomarla como un “aprendizaje personal”, pero no debe ser motivo para que deje de jugar en el equipo de beisbol.

La violencia contra la mujer se disculpa, pero no la expulsión de un posible agresor. (Imagen: Facebook)

Si seguimos viendo a agresores físicos y sexuales en equipos de deportes, como funcionarios políticos, investigadores, académicos; etc, continuaremos normalizando la violencia contra la mujer.

Es decir, se verán estos delitos como “algo que muchos hombres hacen”, por tanto, se harán menos graves en la conciencia colectiva. La violencia contra las mujeres no es algo normal o biológico, tal vez sí es cultural debido a la cultura del machismo, pero esto no la hace legítima.

Tal parecería que se puede golpear y matar a las mujeres, pero no meterse con los agresores cuando son figuras públicas del deporte o la farándula.

Con información de: El Universal