Se espera segunda oleada de haitianos en Tijuana

haitianos-aprenden-espanol

Aunque la capacidad de los albergues en Tijuana ya ha sido rebasada en un 850%, la demanda de ciudadanos haitianos sigue creciendo. Se espera que antes de que termine el año, lleguen 20 mil haitianos y africanos, provenientes de Brasil, con la finalidad de llegar a los Estados Unidos y solicitar asilo humanitario. (Vía: 24 Horas).

Se prevé que para diciembre haya 40 mil migrantes en México. El sacerdote y activista, Alejandro Solalinde, señaló:

 “Creemos que la cifra va a ir en aumento, vienen por Ecuador, Panamá, más los que están llegando por vía aérea. Todo esto ha provocado que los albergues, tanto en Tapachula, Chiapas como en Tijuana y Mexicali, en Baja California, estén rebasados”. (Vía: 24 Horas).

La demanda ha crecido tanto que, de 5 albergues que se tenían en Tijuana, se paśo a 15; de 500 lugares, hoy existen 4 mil 100, de los cuales 3 mil son ocupados por haitianos, este incremento equivale al 850% anteriormente mencionado, según la Dirección Municipal de Atención al Migrante.

Aquellos que llegan a Chiapas, deben juntar mil 300 pesos para abordar el “Tijuana Bus” que los llevará en un viaje de 3 días a través del país. Doña Irma, de viajes “Tazmania”, quien se dedica a llevarlos a Tijuana, comentó que la demanda los ha obligado a programar rodadas para los miércoles y viernes, cuando anteriormente se realizaba exclusivamente los días lunes.

Durante el viaje, solo aquellos con posibilidades pueden comer algo debido a que la compañía no cuenta con los recursos suficientes para alimentarlos a todos.

En la “Casa del Migrante Tijuana Centro Scalabini”, la presencia de haitianos ha aumentado un 400%, la mitad de estos son haitianos. Esta casa se encarga de recibir mexicanos deportados pero las necesidades los han obligado a acoger a los migrantes. El sacerdote encargado de dicha casa, Pat Murphy señaló: “Tenemos capacidad de 140 camas y aparte aceptamos hasta 20 personas que duermen en colchones, hay momentos que tenemos 160. Tenemos un límite de 80 extranjeros, porque nuestro trabajo es recibir a deportados. Por ejemplo: en los últimos 10 años, 90% de la gente que recibimos fueron deportados. Para mantener el balance tenemos a 80 extranjeros y 80 deportados” (Vía: 24 Horas).

Publicidad