PRD, Morena, MC y PAN bloquean instalación de Mesa Directiva en San Lázaro por #fiscalcarnal

Después de varias horas de negociación y en medio de gritos y mentadas de madre, la Cámara de Diputados sigue sin nombrar a su Mesa Directiva, un hecho inédito en la historia del país.

Por lo general, la Cámara de Diputados no da noticias interesantes a menos de que hayan golpes y sombrerazos y, aunque en esta ocasión nadie golpeó a nadie, lo que está pasando con la instalación (o el que se impida instalar, más bien) la Mesa Directiva es lo más interesante que ha pasado en años en San Lázaro.

El día de ayer se cumplía el plazo establecido por la ley orgánica para que la Mesa quedara instalada: esta vez le toca dirigirla a un miembro de la bancada priísta, Jorge Carlos Ramírez Marín, y al Movimiento de Regeneración Nacional (Morena) la vicepresidencia y, desde ahí, las cosas se ponen curiosas.

El PRI necesitaba 312 votos a favor para que fuera aprobada la Mesa Directiva, pues se trata de un a mayoría calificada, pero apenas y logró 257, contra 209 de Acción Nacional, el PRD, Movimiento Ciudadano (MC) y Morena. (Vía: Proceso)

Tanto perredistas como panistas están exigiéndole al Revolucionario Institucional que abandonen la intención de imponer el “pase directo” a Raúl Cervantes para ser el fiscal general para los siguientes 9 años y “ya, todo se arregla”.

Varios legisladores recordaron la infame imposición de Ernesto Cordero en el Senado y declararon que “aquí [en San Lázaro] sí hay un Frente”, en clara referencia al Frente Ciudadano “por México”, que conformaron PAN, PRD y MC el pasado lunes. (Vía: La Jornada)

La crisis ya llegó a tal grado que César Camacho, el coordinador de bancada del PRI, en la sede de su partido en Puente de Alvarado, le sugirió al coordinador de lo senadores priístas, Emilio Gamboa,  que “destraben” la iniciativa de Enrique Peña Nieto en la que aconseja no dar el pase automático a Cervantes (sí, eso existe). (Vía: Reforma)

Mientras dentro del PAN siguen los pleitos internos y las acusaciones, y mientras que varios medios han llamado a este bloqueo legislativo “la primera victoria” del Frente Ciudadano, no nos queda más que esperar a ver qué ocurre, a qué negociaciones y a qué acuerdos llegarán… de esos de los que nunca nos enteramos.