En Salamanca, Gto., explota una instalación de PEMEX, ¿dónde están las mejoras de la reforma energética?

El 15 de marzo, una terminal de Petróleos Mexicanos (Pemex) en Salamanca, Gto., registró una explosión importante. Ocho trabajadores (tres de Pemex y cinco de compañías privadas) fueron internados en un hospital regional de la paraestatal. A quince días de lo ocurrido, sólo sobrevive un trabajador, que permanece internado en el hospital de Alta Especialidad de Pemex en la Ciudad de México. (Vía: Excélsior)

 

Por todo el país, como te lo habíamos informado, Pemex se enfrenta a múltiples problemas: desde la “ordeña” de ductos de crudo, diesel y gasolinas hasta las amenazas y ataques a las cuadrillas de trabajadores que dan mantenimiento a las instalaciones de la paraestatal.

La situación en la que se encuentra Pemex, tras la promulgación de la reforma energética de 2015, es algo semejante a un limbo: sigue siendo una de las principales empresas (e ingresos) del país, pero, al mismo tiempo, el modelo de explotación y fiscal con el que opera no le deja mucho espacio para invertir, por lo que se recurre a compañías privadas que, las más de las veces, ganan contratos de formas -por decir lo menos- sospechosas. (Vía: Proceso)

En la misma semana en la que ocurrió la explosión en Salamanca, Gto., se registró un “flamazo” en el Centro de Reparaciones Navales en Ciudad Madero, Tamps. Se informó que el accidente fue controlado de inmediato, pero 17 trabajadores resultaron heridos y están siendo atendidos en hospitales regionales. (Vía: Aristegui Noticias)

Con infraestructura fuera de condiciones, amenazas constantes del crimen organizado para no frenar sus operaciones y cada vez con menos presupuesto, Pemex se encuentra en una situación completamente opuesta a la que prometía el gobierno federal en 2015 cuando publicitaba la reforma energética. Hasta el momento, pareciera, lo único que ésta ha logrado es un gasolinazo que disparó protestas en todo el país, la “liberalización” de los precios del combustible y una gasolinera de una compañía petrolera británica en Ciudad Satélite, EdoMex.

Publicidad