Porque viola privacidad, se castigará propaganda a teléfonos y domicilios particulares

El Instituto Nacional de Transparencia, Acceso a la Información y Protección de Datos Personales (Inai) ha estipulado que para el siguiente proceso electoral, se considerará ilegal el hacer propaganda ‘a domicilio’, ya sea a través de llamadas o mensajes.

Los candidatos y partidos que usen bases de datos de teléfonos y direcciones privadas, sin autorización previa del particular, para hacer propaganda electoral estarán cometiendo un delito, pues esto constituye una violación a la privacidad y a la vida privada.

Durante su informe al Senado, el titular del Inai aseguró que estos comicios representarán una gran prueba para que se haga valer el derecho a la privacidad y la defensa del uso no autorizado de datos personales. Así mismo, explicó que se seguirán los indicios específicos para determinar la culpabilidad de algún partido o candidato.

La prueba de fuego de este proceso electoral ya nos ha comenzado a dar oportunidades de intervención. Lo haremos siempre con alta responsabilidad. No invadimos competencias del INE, TEPJF y Fepade. Hemos establecido con ellos una ruta de cooperación institucional que nos permitirá, esperamos, caminar y rendir cuentas el próximo año de lo que haya que explicar”

Aunque esto pudiera ser un ejercicio, tanto del INE e Inai, será más bien un reto para la ciudadanía, pues ellos serán los encargados de hacer las denuncias y ejercer sus derechos para que su información personal no sea utilizada con fines electorales propagandísticos.

La defensa del voto esta ocasión también estará del lado de las campañas, que generalmente sólo se basan en el ruido y en el volumen de exposición de un candidato, en vez de atacar situaciones y ser dirigidas a públicos específicos. El uso indiscriminado de la propaganda podría ser frenado de esta manera, si existe un compromiso y colaboración entre instituciones y electorado.

Foto: Twitter

Por otro lado, la regulción de estar prácticas también tendría que ir de la mano. El acceso a bases datos y el uso de información personal es un tema que no se ha tratado con suficiencia todavía. Las llamadas de publicidad todo el año y las propagandísticas en tiempos electorales son una forma de acoso, además del mal uso de la información que dan los usuarios a empresas e instituciones.

Con información de: Excélsior

Publicidad