Tras 21 años como bastión, PRD pierde la CDMX

Las elecciones de 2018 cambiaron por completo el mapa político que se había conformado en 2012, en las últimas elecciones federales de México. En la CDMX el PRD, partido que había tenido desde 1997 la dirección capitalina, ahora lo perdió casi todo.

El partido fundado por Cuauhtémoc Cárdenas fue desde 1997 la fuerza política más importante de la capital, siendo el centro de la discusión de los partidos de izquierda, que en 2018 se alió con el PAN en una coalición extraña, misma que le valió ser rechazado en el antiguo Distrito Federal.

Mapa: ADN Político

Al cierre del PREP de las elecciones de la CDMX, la coalición que integra el PRD ganó cuatro alcaldías (antes delegaciones) de la capital mexicana: Coyoacán, Benito Juárez, Venustiano Carranza y Milpa Alta.

Sin embargo, no tendrá representación de la misma forma que el PAN, que fue el partido que encabezo la coalición. Esta misma situación lo relegó a ser la tercera fuerza política de la capital, cuando antes era la primera.

Por otro lado, su candidata a la gubernatura de la capital también perdió de manera notoria frente a Claudia Sheinbaum, candidata morenista, a pesar de que se pensaba que la elección podría ser más cerrada.

El PRD consolidó un gobierno en la CDMX, cuando antes el regente era elegido por decreto presidencial. Así, se convirtió en la tercera fuerza electoral de manera inmediata, entrando las elecciones del año 2000, en la primera ocasión que el PRI cedió el poder, en esa ocasión a Vicente Fox, del PAN.

En 2006, se convirtió en la segunda fuerza, al quedar AMLO a nada de ganar la presidencia a Felipe Calderón. Sin embargo, la CDMX acuñó al partido y ganó la mayoría de las delegaciones, llegando a 2012 con la posibilidad de nuevamente ser el partido que llegara a ganar la elección del ejecutivo.

Aunque nuevamente Andrés Manuel López Obrador perdió, esta vez por un margen más amplio, la CDMX tuvo 11 delegaciones al frente del PRD, y a partir de ese momento, la fractura interna del partido con la salida de AMLO, comenzó a desinflarlo en el ánimo de los electorados.

Las elecciones intermedias de 2015 confirmaron que Morena estaría presente en la CDMX, de la mano de grandes figuras políticas que militaron en el PRD, como la misma Claudia Sheinbaum, que ahora es jefa de gobierno.

2018 no solo fue la confirmación de Morena como la primera fuerza política del país y la CDMX, sino también la caída del primer partido de izquierda que gobernó la capital y que estuvo durante más de 20 años al frente de la región estratégica del país, así como la que concentra los tres poderes.

Con información de Animal Político