Sindicatos de limpia, bomberos y salud de CDMX obligan a sus empleados a marchar contra AMLO: Univisión

De acuerdo a una investigación de Univisión, varios sindicatos del gobierno de la Ciudad de México obligan a sus afiliados a asistir a marchas contra sus opositores políticos bajo amenazas de perder su trabajo; su última manifestación fueron las pancartas vistas durante el debate presidencial.

Manifestantes anti AMLO afuera del debate presidencial. Foto: Especial

A través de grupos de Whatsapp y siempre bajo la amenaza de perder su trabajo si no asisten, unos cuantos jefes sindicales de la CDMX obligan a sus más de 9 mil afiliados a “apoyos”: marchas y manifestaciones en apoyo (o como ataque) del partido político de sus jefes.

De acuerdo a lo publicado por el equipo de periodismo de investigación de Univisión, trabajadores de limpia, bomberos y salud de la CDMX son coordinados constantemente para reventar manifestaciones, sumar acarreos o, simplemente, hacerse ver en mítines y eventos políticos del Partido de la Revolución Democrática (PRD). 

Ninguno de esos trabajadores tiene una plaza asegurada en sus lugares de trabajo: laboran sin prestaciones, con sueldos bajísimos (en comparación de compañeros que trabajan lo mismo pero que tienen base) y siempre con la “promesa” de que, si hacen todo lo que sus líderes sindicales les piden pronto obtendrán la plaza.

Eso incluye, por ejemplo, hacerse pasar por manifestantes que por libre acuerdo y sin ser obligados o coordinados por nadie, llegaron a las calles aledañas al debate presidencial del pasado 22 de abril para “protestar” contra Andrés Manuel López Obrador:

Me sentí humillado y con vergüenza. Al final mucha gente está con Andrés Manuel y cuando estábamos ahí en los semáforos, en las esquinas, nos insultaban, nos querían aventar los carros. Tuve mucho miedo de estar allí”, dijo uno de los trabajadores a Univisión

Plumas Atómicas ha podido comprobar las condiciones laborales de trabajadores de la CDMX a través de entrevistas a médicos legistas cuando denunciaron sus propias condiciones laborales. A través de subcontrataciones, el gobierno capitalino se ha lavado las manos constantemente para otorgarles condiciones laborales básicas; sin embargo, eso sí, tienen que estar afiliados a un sindicato, aún cuando éste no luche por sus derechos laborales ni garantice su seguridad laboral.

Esas condiciones se repiten para los trabajadores de limpia y con los bomberos, tal como lo demuestra Univisión:

Las cifras oficiales indican que solo en Ciudad de México actualmente más de 10 mil personas laboran en el área de limpia pública sin sueldo, contrato ni prestaciones. El único sustento para ellos son las propinas de quienes botan la basura de sus casas en los camiones y el pago que reciben por la venta de materiales reciclables que recolectan en la basura, de acuerdo con varios testimonios y una investigación sobre esta industria realizada por Univision en 2017.

No cabe duda que, en periodos electorales, las condiciones de trabajo de miles de empleados de gobierno son, también, un recurso político.