¿Qué puedes y qué no hacer dentro de la casilla electoral?

El día de la votación, todos los que acudan a ejercer su voto tendrán que seguir la legislación electoral para garantizar unas elecciones limpias y en paz, y esto es lo que puedes y no hacer cuando ya estés en las casillas electorales.

Aunque dentro todo es libre y secreto, el espacio de las casillas, es decir donde está todo el sistema y material para la votación, tiene una regulación y una serie de protocolos que se tienen que cumplir.

Y, prácticamente, es solo portarse bien, ser civilizado y respetar los derechos electorales de todos. No existe un código de vestimenta establecido, lo único prohibido es llevar propaganda a favor o en contra de algún partido y candidato.

Esto, porque de desde el jueves y hasta las 20:00 horas del domingo existe una veda electoral para impedir que se siga buscando incidir sobre el voto.

Lo que el INE y la legislación electoral prohibe a todos es el provocar desorden en la casilla, atemorizar a otros votantes, impedir la libertad del voto y observar por quién votó alguien más.

Para evitar esto, en caso de que alguien no lo cumpla, se puede solicitar apoyo de policía en las casillas, pero este tendrá que ser coordinado por las autoridades locales de cada uno de los centros de votación instalados el domingo.

Si esto no se garantiza, también los ciudadanos que integran la logística de las elecciones pueden suspender la realización de la votación en esas casillas, misma que tendrá que ser registrada en una bitácora de incidentes.

Por otro lado, cualquier persona que cuente con una credencial de elector vigente tiene derecho de ejercer su derecho al voto, y esto está garantizado por el INE, incluso para las personas transexuales que no han logrado (o no han decidido) armonizar su apariencia física con sus documentos legales.

El protocolo trans, junto con las otras estrategias antidiscriminatorias del organismo electoral, deben facultar a todos para que no se les prohiba su derecho de votar, que también puede ser denunciado como un delito electoral por parte de los votantes.

Finalmente, para acudir a la casilla también puedes llevar todo lo que se te de la gana. Desde otros materiales diferentes de los lápices oficiales del INE (que no se borran, por cierto), hasta un torito de cohetes (siempre que no lo prendas y provoque desorden en las casillas).

Estas elecciones, tensas en campañas, pondrán a prueba, una vez más, la organización del INE y las diferentes organizaciones electorales mexicanas, así como a cada ciudadanx que debe adecuarse a la legislación, que existe para que las elecciones se lleven de manera ordenada y pacífica. Democrática, pues.

Con información de Verificado 2018