Anaya y Zepeda se echaron un palomazo y nosotros queremos morir

Tal vez sus detractores tienen razón y el rock ya está muerto; es más no está muerto, está morido alv. Si no nos creen, vean este horrendo y lamentable video de Ricardo Anaya y Juan Zepeda haciendo un cover del Tri, con todo y cambio de letra para que quede como slogan político. (Vía: Quadratín)

https://twitter.com/JuanZepeda_/status/942472968424312832

Este esperpento más horrendo que un hijo de Satanás con Elba Esther Gordillo fue publicado el día de ayer en las redes sociales de ambos. Y no es que estemos en contra de que dos políticos quieran hacerse pasar por cool o que en sus ratos libres se junten a tocar en un grupo de covers.

El problemón es que no son nada cool. ¿O no se acuerdan del video que Anaya grabó con sus hijos para celebrar el día de la madre? ¿O no se acuerdan de Zepeda fingiendo que le latían los Avengers para ganar votos en el Estado de México?

Este Frente Ciudadano que ni tiene ni frente pies ni cabeza ni es ciudadano solo nos entrega bodrios, uno tras otro. En este caso específico, ambos promocionaron en redes su reunión en Neza con el slogan “hay quien cree que somos de bandos diferentes”.

https://twitter.com/RicardoAnayaC/status/942454577395261440

Lo cual es paradójico: por un lado, los mercenarios tendrán patrones pero no bandos; podrán tener objetivos, pero no tienen ideología ni programas. Y, más claramente aún, desde que el PAN y el PRD se aliaron, como podrían aliarse dos virus gripales para crear uno peor, nos quedó muy claro que de hecho sí son del mismo bando, el bando de los políticos mercenarios.

Si no nos creen, ahí está el hecho de que el PRD renunció a muy buena parte de su agenda progresista (como el respaldo de los derechos LGBT) para darle el gusto al PAN. Tal vez antes fueron de bandos distintos, lo cual no impedía realmente que se aliaran mientras tuvieran objetivos comunes y respetaran y dialogaran sus diferencias.

Pero, la verdad, a estas alturas ya es medio indistinguible un Anaya de un Zepeda. Sus propuestas se parecen, su falta de talento musical también. Uno compite para la presidencia y dice que buscará ayudar y respaldar la candidatura al Senado del otro; Zepeda, por su parte, dice exactamente lo mismo. ¿Cómo podrían distinguirlos?

Para colmo, el día de la música no ocurrió cuando Richie Valens y Buddy Holly murieron en un choque aéreo. La música tampoco murió cuando Lennon fue asesinado afuera del edificio Dakota en Nueva York. Tampoco murió la música cuando Kurt Cobain se disparó. Pero sí que se murió y hasta más veces cuando estos políticos creyeron que era una buena idea para “atraer a la chaviza” juntarse para tocar una canción del Tri. Y si el rock no se murió alv luego de ver ese video tal vez yo sí. Guácala.

 

Publicidad