Mikel Arriola lidera la marcha ‘por la vida’ en la CDMX

Mikel Arriola no se bajará del tren que ya abordó: el expreso de la ultra derecha. Este domingo encabezó la “Marcha Por la Vida” para demostrar su rechazo al derecho al aborto.

Acompañado de su familia, Arriola marchó al frente de los contingentes de personas que se reunieron para exigir un “México sin aborto” y ahí mismo expresó que:

“A las mujeres les hace falta información para decidir sobre el aborto. Cuando gane (la elección) me aseguraré de que la tengan”. (Vía: El Financiero)

Claro, no especificó que el dar esa información signfica que la tendrían solo para tener que decir que no, porque al parecer Mikel se apega a las exigencias de estos grupos que plantenan convertir el aborto en delito por homicidio.

Según diarios de la CDMX, a la marcha acudieron unas 3 mil 500 personas, que son un número considerable tomando en cuenta que se trató de un domingo en la mañana. (Vía: La Jornada)

Aunque Don Mikel sigue en tercer lugar en las encuestas (él jura que en ‘alguna’ superó a Alejandra Barrales), parece no tener intención de cambiar su estrategia de campaña.

Dentro de su discursos y sus planteamientos, han estado insertas políticas y propuestas contra la decisión libre sobre el cuerpo, así como el rechazo al matromonio igualitario y la agenda legislativa de grupos vulverables.

Estas las ha elaborado desde el principio de su candidatura y no parece tener intención de bajarse de ellas, pase lo que pase. Eso y, claro, su firme intención de hacer 100 kilómetros de Metro quién sabe cómo.

Parece, más bien, que juega la carta del México intolerante y discriminatorio, que es una realidad y que existe. Así mismo, esta agenda es la que se encontraba ausente después de que el PAN se aliara con el PRD y dejaran en manos de Alejandra Barrales la competencia por la CDMX.

Es casi un hecho que Mikel Arriola no superará ni a Barrales ni a Sheinbaum; sin embargo, el partido que representa requiere aún juntar votos y dividir el de la derecha capitalina, ante la ausencia de un representante claro, funciona… al menos para el PRI en la elección presidencia, aunque no para su candidato en la ciudad.