Ahora dice Meade que la cosa no es personal contra Nestora, que todo es contra AMLO

José Antonio Meade no cesa en su estrategia de campaña contra Andrés Manuel López Obrador, Nestora Salgado y Morena, aunque esta vez dijo que todo lo que ocurre no es nada personal contra la exintegrante de las autodefensas de Guerrero.

No. El problema es un tiro directo contra AMLO y Morena, quien la designó como candidata al Senado, a pesar de tener procesos judiciales pendientes o acusaciones en su contra.

“Nuestro problema no es con Napoleón, él le robó a los mineros. Nuestro problema no es con Nestora, ella violentó a su comunidad. Nuestro problema es con quien quiere hacer a Nestora y a Napoleón senadores de la República, y desde aquí le decimos que no”.

Meade se aventó esta nueva declaración en un evento con trabajadores campesinos, mineros, enfermeras, líderes obreros y varios candidatos del PRI, en otro evento que saca a relucir la vieja cara priísta.

También achacó sobre AMLO la inclusión de Napoleón Gómez Urrutia como candidato a senador, a quien acusó de haber “robado” a los trabajadores pertenecientes al sindicato que él presidía.

El pleito entre el candidato priísta y Nestora Salgado ha ocupado gran parte de la discusión electoral desde que la acusó como “secuestradora” en el segundo debate presidencial, a pesar de haber sido dictaminado por dos jueces que no había elementos suficientes para calificarla como tal.

Por su parte, Nestora levantó una demanda por difamación en contra de Meade, pues violó la presunción de inocencia que se debe de seguir en cualquier caso judicial que se encuentre en investigación (todavía tiene dos carpetas abiertas por los mismos casos).

La inclusión de diferentes personalidades a la campaña de Morena, como Gómez Urrutia, Manuel Espino y demás exintegrantes de PAN y PRI ha sido discutida en un proyecto de nación que pretende lograr un cambio, pero que suma nombres viejos de otros partidos señalados durante años por corrupción.

Sin embargo, el caso de Nestora Salgado ha sido anecdótico dentro de este proceso electoral por lo complejo que resulta acusar a la exintegrante de las autodefensas. El discurso del PRI ha sido, desde el comienza, abiertamente contra AMLO, lo cual se entiende al ver la intención de voto a favor del partido en las diferentes encuestas.

El argumento de Meade, para se congruente, tendría que arrebatarle su candidatura, pues también sobre él hay acusaciones de desvío de recursos durante su administración al frente de Sedesol y la Secretaría de Hacienda, o también a Ricardo Anaya por el caso Barreiro.

Con información de Animal Político