Meade pide ‘confianza’ en LSI y le piden foto con bandera LGBT

Solo en tiempos como estos es posible que te pidan confiar ciégamente en quienes te agreden; si no nos creen, pregúntenle a Toño Pepe Meade (pero se dice ‘Mid’ porque si no sería chiste escatológico) quien ayer pidió ante un auditorio de Monterrey que la gente diera su voto de confianza en la críticada Ley de Seguridad Interior.

La petición la hizo en el Centro Internacional de Negocios de la ciudad norteña, mientras se encontraba rodeado de cientos de priistas (le hubiéramos advertido que, siendo ‘ciudadano’, cuidadara su cartera), Meade hizo dos o tres promesas para Nuevo León y, obviamente, si algo necesitan este y otros estados norteños es garantizar su seguridad.

De ahí saltó a pedir confianza en la Ley de Seguridad Interior pues, a su parecer, el Ejército está lleno de buenas intenciones y que la Ley de Seguridad Interior “se ha politizado pero todas las leyes en México son mejorables y son perfectibles”.

Nuestra duda en este aspecto es sumamente sencilla: Si toda ley es perfectible y mejorable, ¿por qué no la modificaron ANTES de aprobarla? ¿Por qué no tomar en cuenta las recomendaciones y advertencias de la ONU, la CNDH, la CIDH?  ¿Por qué negarse al diálogo?

Es decir: es sumamente llamativo que Meade (Mid), el pre-no-pre-candidato oficialista a la presidencia, pida confianza cuando justamente nuestros presuntos representantes no confiaron los ciudadanos ni en las organizaciones preocupadas. (Vía: La Jornada)

‘Los putos y las lesbianas’

Como añadidura, el activista y militante del PRI, Mario Rodríguez hizo una pregunta de lo más pintoresca: a su manera, preguntó a Pepe Toño si habría respeto y apoyo hacia la comunidad LGBT durante ‘su mandato’ (porque, en serio, le gritaron que ya era ‘presidente’ en Nuevo León).

Pero lo que más nos gustó fue cómo lo dijo: “¿Habrá congruencia con el partido para abanderar a los putos y las lesbianas?” Vaya, más directo no pudo ser. Meade (Mid) dijo que él respeta y que la Constitución lo obliga a respetar.

Y se nota ampliamente que es por pura obligación porque cuando le pidieron los activistas que se tomara una foto con la bandera LGBT y los activistas presentes, apenas musitó: “no tanto así”. ¿No respeta tanto así? ¿No apoya tanto así? ¿No quiere verse tanto así?

Qué lástima, Meade (Mid) o como se diga: como dicen en las redes, primero pedías a gritos que te hicieran suyo y apenas se te acerca la comunidad LGBT te pones a sudar.

Publicidad