Más que un libro, ‘Las Mentiras de Anaya’ es una recopilación de sus contradicciones

En el segundo debate presidencial, López Obrador anunció que su partido ‘se le adelantaría’ a Anaya y publicaría “pronto” el libro donde reunían ‘todas sus mentiras’. Pues ya salió, a través de su cuenta de Twitter, Yeidkol  Polevnsky anunció que Morena y la editorial RA lo tenían listo. Y ya lo leímos… la verdad es que no hay nada nuevo y sí algo muy preocupante.

Cuando Ricardo Anaya anunció, como todos los demás candidatos, que sacaría un libro en el que desarrollaría su plan de nación y nunca llegó, dejó la cancha abierta para que cualquiera le comiera el mandado. El equipo de campaña de AMLO, obviamente, no podía dejar pasar la oportunidad.

La editorial RA (de la que no pudimos encontrar pero nadita) se dio a la tarea de reunir cada momento bochornoso, periodicazo, tuit y discurso que dejara mal parado al candidato de “Por México al Frente”: desde sus meses como priísta en 1996 hasta la “cita” mal hecha del libro de AMLO en el primer debate.

Si bien resulta bastante divertido ver reunido en un solo lugar todos los momentos en los que de verdad nos preguntamos si Anaya era la mejor opción para el PAN (ya ni hablar si para el PRD o MC), la metodología con la que se hizo este ‘libro’ (más bien un libelo) no sólo es problemática sino, a veces, inexistente.

Los autores (que no aparecen en ningún lado del ebook) recopilan tuits, notas de periódicos y medios digitales, discursos oficiales y publicaciones de páginas de redes sociales como “peor que duarte” [sic], al mismo tiempo que también toman espacios dentro de la publicación para desmentir puntos clave de los ataques de Anaya contra López Obrador.

Un 'capítulo' del libro Las Mentiras de Anaya

Quizá lo más preocupante y ya no tan divertido del ebook sea, justamente, las fallas en la misma metodología: ¿se vale reunir en una sola publicación trabajos periodísticos rigurosos (como los que hacen Verificado y el de Mexicanos Contra la Corrupción y la Impunidad) con chismes sin comprobación ni fundamento (por muy plausibles que pudieran sonarle a algunos)?

Al mismo tiempo, el uso de esos chismes como pruebas acusatorias ¿es la mejor idea para responder a lo que, desde el principio, el mismo López Obrador ha calificado como una “guerra sucia”.

Otro capítulo de Las Mentiras de Anaya, libro publicado por Morena

No tenemos ninguna respuesta a esto, lo más seguro es que seguiremos preguntándonoslo. Sin embargo, pareciera que ahora sí ya empezaron las campañas: los dos punteros se atacan mutuamente y los otros dos candidatos simplemente se van quedando más y más atrás.

Por: Redacción PA.