INE confirma que funcionarios de Nuevo León hicieron campaña a favor del Bronco

Para el Bronco fueron solo travesuras, aunque negó que hubiera pasado. Sin embargo, tras la investigación que la Fepade inció, el INE pudo comprobar que funcionarios sí hicieron campaña a favor del Bronco, a pesar de estar en activo.

Según el reporte que entregó el órgano electoral, fueron 595 los funcionarios de Nuevo León que hicieron recogieron firmas y apoyos ciudadanos para la campaña de Rodríguez Calderón durante horas laborales y con recursos públicos.

Esto equivale a 19 mil 114 firmas que, por su naturaleza, tendrían que ser desestimadas. Este reporte de auditoría fue presentado en una sesión a la que tuvieron que presentarse colaboradores del Bronco, aunque no acudieron a ella.

Un audio de la sesión, obtenido por el diario Reforma, atestigua la confirmación de que estas acusaciones hechas por el INE, desestimadas por el TEPJF y retomadas por la Fepade, poniendo en controversia estos apoyos y la candidatura de Rodríguez Calderón:

“Quinientos noventa y cinco servidores públicos, quienes cobran un sueldo de los impuestos de los neoleoneses en día y hora hábil, juntaron 19 mil 114 firmas, obviamente haciendo uso de gasolina, de teléfonos, de recursos

Ahora, toca la defensa del Bronco, quien incluso dijo que de comprobarse se tendría que castigar conforme a la ley electoral. Sin embargo, ni el Bronco ni su equipo han respondido a este caso, que ellos mismos apoyaron después de que el TEPJF les diera la candidatura a pesar de que el INE dio constancia de todas las irregularidades.

Ahora, lo que queda es que el tribunal electoral decida cuál será el castigo correspondiente. El INE, a pesar de tener un organismo jurídico propio e independencia, depende de las decisiones del TEPJF.

Esta inconsistencia entre los tres organismos en materia electoral hace compleja cualquier deliberación. Esto se vio cuando el INE canceló la candidatura del exgobernador de Nuevo León y la de Armando Ríos Piter, pues el Tribunal decidió que sí era buena, a pesar de todo.

Para fortuna del INE, la Fepade retomó el caso e inició una investigación en contra del candidato independiente, que ahora fue confirmada por las pruebas encontradas por el árbitro electoral.

Bajo estas pruebas, Rodríguez Calderón quedaría inhabilitado, no podría gozar de la figura jurídica del fuero y el dos de julio tampoco podría regresar a ser gobernador de Nuevo León y el Estado tendría que convocar a elecciones extraordinarias para designar un nuevo regente.

La candidatura del Bronco siempre estuvo llena de inconsistencias y acusaciones de corrupción. El tribunal y un fallo extraño, que no desmentía el uso electoral de burócratas de su gobierno, así como la simulación de apoyos, fue lo que llevó a la boleta electoral y, ahora, ya impresas las mismas, se comprueba nuevamente que falseó los apoyos e hizo uso indebido de su influencia como gobernador.

Con información de Reforma