INE detecta desvíos del gobierno de Nuevo León a campaña del ‘Bronco’

La campaña del gobernador con licencia de Nuevo León, Jaime Rodríguez “El Bronco”, para obtener una candidatura independiente ha resultado ser un verdadero cochinero, no solo por la cantidad de firmas falsas o con graves inconsistencias que presentó ante el Instituto Nacional Electoral (INE), sino porque las autoridades electorales detectaron que desvió recursos del gobierno del estado y de algunos municipales para financiar su campaña de recolección de apoyos.

Una de las investigaciones del INE contra el “Bronco” detectó desvíos por 30 millones de pesos hacia su campaña de recolección de apoyos, provenientes de recursos estatales y municipales, entre ellos del municipio de García, en donde fue alcalde el “Bronco”.

Bronco

Según la investigación de la Unidad Técnica de Fiscalización del INE, parte de dichos recursos fueron desviados a cuentas personales y a empresas fantasma que simulaban prestar servicios. Estos movimientos financieros se dieron desde distintas cuentas del gobierno de Nuevo León, así como de distintos gobiernos municipales de la entidad.

Asimismo, detectaron que dichos recursos fueron retirados en efectivo y entregados a los coordinadores de campaña, quienes a su vez pagaban a promotores y recolectores de apoyos dentro de la estructura del “Bronco”.

Además de esto, el INE ha indagado en las cuentas de distintos funcionarios estatales, quienes desde sus cuentas personales hicieron donativos a la campaña del gobernador con licencia; ahí el INE investiga si los recursos fueron extraídos de las arcas públicas y transferidos a las cuentas de los funcionarios quienes después lo mandarían a la campaña simulando una donación voluntaria; recordemos que los candidatos tienen derecho a cierta cantidad de apoyos privados.

El Bronco

Entre los que más aportaron están: el secretario de Administración, Enrique Torres y el director de gobierno de la Secretaría General, Luis Fernando Marín, quienes donaron 230 mil pesos cada uno.

Finalmente, la Unidad de Fiscalización del INE también investiga a distintos funcionarios que presuntamente recolectaron firmas durante su horario laboral, lo cual está prohibido por la ley. También se investiga el posible uso del programa social “Aliados Contigo”, así como otros pagos realizados a distintos grupos de evangélicos. (Vía: Reforma)

 

 

 

Por: Redacción PA.