El debate entre candidatos a la CDMX y las propuestas vacías

Los candidatos a gobernar la Ciudad de México se encontraron en debate en el programa matutino de Carlos Loret de Mola. La intención era clara, presentarse en el programa como políticos y después dar sus propuestas en temas de seguridad y desarrollo económico, aunque eso no pasó por razones evidentes.

Esta charla moderada por el presentador comenzó con una introducción en la que los tres destacaron por qué el hecho de ser madres y padres o no ser corruptos es una razón por la que deben elegirlos y no su plataforma política y viabilidad como administradores públicos.

Sin embargo, lo que destacó en la mayor parte de la plática fueron las acusaciones que Mikel Arriola tiraba contra la candidata del Frente por México y la de Morena, mismas que Alejandra Barrales calificó como parte de sus Fantasías Mikel.

La idea de haberlos reunido era discutir sus propuestas en dos materias que son completamente necesarias de discutir en la agenda de la CDMX, pero aunque se intentó por un momento llevar esa línea, todo nos regresó al cuadrilátero de la descalificación.

Quien más lo intentó fue Claudia Sheinbaum, pero por poco tiempo, pues también comenzó a atacar a Mikel Arriola y a Alejandra Barrales por lo mismo que se le acusaba a ella, aunque ganó terreno al defenderse de lo ocurrido en el Colegio Rébsamen aludiendo que usar la tragedia del 19S como moneda política es actuar “sin ética y de forma vil”.

https://www.youtube.com/watch?v=1_XwrvSZHaA

Aunque el objetivo de la charla eran las propuestas, ni uno elaboró de manera concreta alguna de ellas, aunque entre sí mismos se lo exigían a los otros. Aunque Sheinbaum llevó hasta láminas para hablar de ellas, todas parecían estar más apoyadas en un discurso demagógico (en el terreno de las Fantasías Mikel) que en situaciones concretas apegadas a la realidad de la CDMX.

Por su parte, Mikel Arriola prometió sacar a la ciudad del “caos” en la que la han metido los gobiernos de izquierda… o sea todos los que ha tenido la CDMX desde 1997, en lo que incluyó el problema de narcotráfico, que se lo achacó directamente a Morena, y la quiebra financiera, que lo adjudicó al PRD.

Alejandra Barrales simplemente buscó defender su papel de candidata como quien puede resolver todo lo que partido provocó… a través de políticas de su mismo partido.

La retórica relució por no ahondar en nada, y llevar las propuestas como una bandera imaginaria en la que todos están recargados, ondeándola fervientemente con lo que les gustaría ver, sin ofrecer el plan para llevarlas a cabo.

https://www.youtube.com/watch?v=R8q8FXQYHwY

Ciertamente, el nivel de discusión se notó al final, cuando el candidato del PRI retó a las dos candidatas a hacerse un antidoping por… porque se le ocurrió y nada más, a lo que Alejandra Barrales se limitó a responder que deberían hacerse también un estudio psicométrico.

Con información de Noticieros Televisa