Conflicto postelectoral termina en golpes y detenciones por unas sillas en Monterrey

Luego de una protesta pacífica de 15 horas, la madrugada del domingo 19 de agosto, simpatizantes panistas se enfrentaron a golpes con la policía municipal de Monterrey. Todo empezó, según los panistas, cuando la policía quiso desalojarlos diciendo que las mesas y sillas que llevaban con ellos ‘no tenían permiso de estar ahí’.

Todo comenzó el viernes pasado. El Tribunal electoral del estado invalidó las victorias panistas en los municipios de Guadalupe y Monterrey y se le entregó a los candidatos del PRI, Cristina Díaz Salazar y, al reelecto Adrián de la Garza, respectivamente. (Vía: Proceso)

Tras la decisión del tribunal, los panistas de Nuevo León se organizaron e iniciaron una toma simbólica del Palacio Municipal de Monterrey, el todavía presidente municipal electo, Felipe de Jesús Cantú (pues todavía no le retiran del todo su cargo), junto con una veintena de panistas se acomodaron a las afueras del edificio y por casi todo el sábado, realizaron una protesta pacífica.

Protestas en Guadalupe por decidión del TEE
Protestas en Guadalupe por decisión del TEE

El problema empezó a las 2 de la mañana, cuando policías municipales se acercaron con los manifestantes a decirles que tenían que desalojar: los trabajadores del municipio tenían que poner ‘un templete para un evento’ y que sus sillas y mesas no podían estar en la explanada.

Los policías regresaron una hora después con la misma queja: sus sillas y sus mesas no tenían permiso de estar ahí… incluso amenazaron con incautarlo, lo que terminarían haciendo media hora después, con lo que empezaron los trancazos. (Vía: Reforma)

Incluso el presidente municipal electo terminó con rasguños en la cara tratando de que no se llevaran una silla. La policía detuvo a seis manifestantes, mismos que fueron presentados ante el Ministerio Público. Cantú y el panismo neoleonense intentaron pagar las multas pero ni siquiera hubo. Salieron libres a las 10 de la mañana del mismo día.

En entrevista para ReformaRaúl Ruiz, uno de los detenidos, narró: Nos detuvieron de manera arbitrariamente con lujo de violencia. Estábamos en una manifestación pacífica, nunca insultamos a nadie, en cambio ellos nos insultaron y nos golpearon. No hubo ningún cargo hacia nosotros, al parecer fue una falta administrativa, pero no nos dijeron nada más, ni nos cobraron por salir”

Ese mismo domingo, miembros prominentes del partido se apersonaron en el Palacio municipal: Josefina Vázquez Mota y el Secretario Nacional del partido, Eduardo Aguilar.

Por: Redacción PA.