Bronco en Milenio: otra vez mochar manos y complós

Anoche, el (ya) único candidato independiente a la presidencia, Jaime Rodríguez Calderón, “El Bronco”, estuvo con los periodistas de Milenio. Otra vez fue lo mismo de siempre: el INE y los medios le tienen armado un compló, intentó explicar la lógica detrás de mochar manos y… sorprendentemente, dio respuestas claras sobre aborto y matrimonio igualitario.

Ya no sabemos si la campaña de Jaime Heliodoro Rodríguez Calderón, el tío mocha manos Bronco, es más necedad o performance, porque de plataforma política ha enseñado muy (pero muy) poco.

Las encuestas siguen colocando al Bronco por debajo del 5% de la intención de voto y él sigue duro y dale con que las encuestas ni sirven ni pronostican nada (que… hasta eso sí tiene un punto pero con los punteros, no con alguien que llegó mal y tarde).

Sin embargo, la legislación electoral obliga que si se abre un espacio en medios para un candidato se tiene que hacer con todos. Y pues por eso tuvimos al Bronco en Milenio. 

En buena medida, no pasó nada nuevo: Rodríguez Calderón insistió, contra todo sentido común, que va en segundo lugar, que ganará las elecciones y, de nuevo, repitió que las investigación del INE a su campaña son más ‘una chinga’ que procesos legales y legítimos.

Otra vez trató de explicar su ‘propuesta’ de mochar manos como una medida ‘ejemplar’ contra la delincuencia y la corrupción y otra vez ninguno de los periodistas creyó en la efectividad o mera legalidad de una ocurrencia de ese tamaño.

‘Yo no pienso más allá de hoy’

Sin una estrategia electoral clara ni propuestas reales , mucho menos un plan de gobierno o qué hará cuando el 2 de julio se de cuenta de que perdió, Azucena Uresti y Carlos Puig lo llevaron a responder medio enojado medio harto que no sabe qué hará porque pues no piensa “más allá de hoy”.

Ante los señalamientos del INE respecto a la triangulación de recursos, las irregularidades en la recolección de firmas y el uso de recursos públicos para su campaña, eso sí, encontró todas las excusas posibles y hasta señaló un complot en su contra orquestado por el dueño de Grupo Reforma y el consejero presidente del INE, Lorenzo Córdova.

Pérense: ¿sí al aborto y al matrimonio igualitario?

Quizá lo más sorprendente del debate de anoche fue la respuesta directa y sin peros sobre el aborto y el matrimonio igualitario. Sí a ambas, sin explicaciones, sin peros, sin ‘ya lo decidió la corte’ para deslindarse. Sí. Y ya.

Claro que como Bronco no va a dejar de ser el Bronco, a la tercera relució su bronquez. A la pregunta directa de si apoyaría la adopción homoparental respondió que no “porque le harían bullying a los niños” (y ni sabemos por dónde empezar a decirle que se siente).

Finalmente, el panelista Juan Carlos Becerra-Aponte y Uresti le recordaron todos sus dichos misóginos y machistas, diciéndole que representa el México macho y misógino. Más allá de las maromas mentales que dio el Bronco (a las que nos tiene acostumbrados), lo sorprendente fueron las justificaciones de Carlos Marín.

Lo disculpó diciendo que ‘pues es que es del norte’, cuestionando si sus declaraciones eran ofensivas y trató de callar en varias ocasiones a Uresti y a Becerra-Aponte mientras lo cuestionaban por su misoginia.

Sólo nos queda preguntarle algo al Bronco: ¿sevacer o no sevacer la renuncia a su candidatura?