¿Ahora resulta que Barrales siempre ‘ha estado en contra del aborto’? Le recordamos cuando dijo lo contrario

En pleno Día de las Madres (porque claro que tenía que ser hoy), Alejandra Barrales dijo en un mitín en Tlalpan que “personalmente está en contra del aborto”, a pesar de múltiples declaraciones de su participación directa en su despenalización.

Barrales y Anaya firmando su acuerdo de contradicciones
Barrales y Anaya firmando su acuerdo de contradicciones

Hoy, en medio de un mitin con damnificados de la unidad habitacional Villas Royale (los edificios vecinos al Colegio Rébsamen) en Tlalpan, la candidata de la coalición “Por la CDMX Al Frente”, Alejandra Barrales se desdijo de buena parte de lo que ha venido comentando cada debate y mesa redonda sobre el aborto:

“Yo soy una defensora de los derechos, pero yo personalmente estoy en contra del aborto pero yo entiendo que otras mujeres tienen derecho a decidir y para mi eso es importante”, dijo. (Vía: El Heraldo de México)

En esta campaña por la CDMX hemos visto muchas cosas ridículas, contradictorias y de plano extrañas, pero el viraje de 180 grados de la candidata frentista (suena feo, pero es igual de feo el Frente) quizá sea el cambio más gratuito y mal pensado de todos.

Desde que iniciaron campaña los candidatos, quedó claro para todos que las dos punteras, Claudia Sheimbaum por Morena y Barrales, eran representantes de buena parte de las políticas (dos que tres) progresistas que ha enarbolado la Ciudad de México desde 1997, cuando Cuauhtémoc Cárdenas ganó la jefatura de gobierno.

En el otro lado (y bien lejos), Mikel Arriola, el abanderado del PRI, recurrió a una estrategia arriesgada y de plano cínica: proponer tumbar todos los derechos ganados tras décadas de luchas por colectivos LGBT+, feministas y ambientalistas: repenalizar el aborto, anular el matrimonio igualitario y obligar a todas las mujeres a usar la falda cuatro dedos abajo de las rodillas.

Lo transparente de su estrategia ha servido como un chiste para los debates en los que Barrales y Sheinbaum se lo pitorrean de lo lindo y, en buena medida, les ha ayudado también.

En varias ocasiones Barrales ha sido explícita respecto al aborto: es un tema que no se va a debatir, pues es un derecho ya ganado (legislado, rebatido y, por lo tanto, ya debatido en la ciudad):

Es un derecho que está plasmado en esta Constitución que rige la CDMX, todos estamos obligados a respetarlo en esta Ciudad pero además insisto hay resoluciones de la Suprema Corte que este es un derecho, eso también está resuelto” (Vía: Quadratín)

Habría que recordarle a la candidata sus mismos dichos… Eso y que quien gobierna no lo hace desde sus creencias personales, sino en un estado de Derecho legislado, debatido y sentenciado por la sociedad y sus instituciones.

Por: Redacción PA.