Así puedes denunciar un delito electoral ante la Fepade

Este jueves ha comenzado la veda electoral, que no es otra cosa más que el tiempo antes de las votaciones en el que vas a descansar de propaganda y comerciales de campañas, pero esto también implica que los delitos electorales son más fáciles de cometer.

De aquí al domingo, también crecerán las ansias por reunir votos por parte de todos los partidos, llevándolos peligrosamente también a estos ilícitos, por eso, antes de que tú o tus amigos (o tus políticos)  te ayudamos a saber cómo denunciarlos ante la Fepade.

Por supuesto, lo que se debe asegurar es que sean elecciones limpias y que, gane quien gane, el proceso democrático se cumpla de manera ordenada e ideal, como si fuéramos verdaderamente una democracia representativa.

Pero, como sabemos que no todos tienen esa misma idea, es necesario que las denuncias de los delitos electorales sean hechas, pues las autoridades no podrían darse abasto, así como no podrían proceder en todos los casos sin una denuncia.

Primero: ¿qué es un delito electoral? De manera general, todo acto que salga de la legislación demarcada que afecte el proceso y coaccione la forma en que se lleva la elección. Algunos delitos electorales pueden ser los siguientes: (Vía: Forbes)

Uso de bienes y servicios públicos

Ningún funcionario o instancia gubernamental puede destinar sus vienes o servicios en beneficio de un partido, candidato o campaña.

Condicionar programas y servicios

Así mismo, no se puede condicionar el acceso a programas y servicios a cambio del apoyo electoral a alguna facción de esta elección.

Comprar el voto

Este es un delito difícil de comprobar, pero la denuncia puede ser hecha. Intercambiar la elección del voto por dinero, o darlo a cambio de lo mismo, también constituye un delito.

Impedir el acceso a las casillas

El voto no solo es libre y secreto, también es un derecho que tienes como ciudadano y nadie te lo puede impedir. Si en el mismo acto hay intimidación, ya no es solo un delito electoral sino también del fuero común.

Rebasar topes de campaña

Este solo atañe a los partidos y candidatos, pero también puedes denunciarlo.

Destruir o dañar material electoral

Si quieres mostrar tu rechazo quemando casillas o boletas, o cuando le sacas punta al lápiz oficial (esto es broma, claro) lo rompes, lo sentimos, te tienen que acusar con la Fepade.

Inducir al voto como ministro de culto

Si en las misas de lo que queda del jueves, viernes, sábado o domingo algún párroco, o cualquier ministro de culto (de cualquier religión) emite una opinión que llame al voto por cierto candidato, o en contra de alguno, puedes denunciarlo. El Estado mexicano es laico.

Publicar encuestas desde que inicia la veda electoral

Tuvieron meses para publicarse y mostrar sus resultados, a partir de hoy las encuestas que se publiquen constituyen un delito electoral, por más fiables que puedan ser.

Alterar información y datos electorales

Si piensas ir a votar con tu credencial falsa que usabas para irte de peda en la prepa… esta vez no. También es un delito, y no solo ahora, sino siempre.

¿Cómo denunciar?

La autoridad competente en delitos electorales es la Fepade, que se encarga de revisarlos en su particularidad. Para ello se pueden hacer denuncias de forma escrita, oral, por Internet y, porque el futuro es ahora, a través de una App para smartphones.

El proceso para levantar es igual de engorroso que con cualquier denuncia. Debes tener pruebas, datos de quien comete el delito y saber, precisamente, cuál es el delito en particular que buscar denunciar para que se persiga.

En sí, muchos de estos delitos solo ameritan sanciones económicas y condenas que pueden ser pagadas fuera de prisión, pero también hay otros que, por atentar directamente contra la forma de administración del Estado, pueden llevar a la cárcel, como inducir al voto siendo ministro religioso o la coerción violenta del voto.