Así cerraron las campañas para el gobierno de CDMX

Este fin de semana fueron los cierres de campaña de los candidatos al gobierno de la Ciudad de México y, aunque esta campaña nos dio momentos increíbles como los debates, en parte estamos agradecidos. Mikel en el Palacio de los Deportes; Alejandra Barrales en el Ángel y Claudia Sheinbaum en Coyoacán.

Por mucho que la CDMX sea la ciudad más grande de México y que quien gobierne la capital tiene, por la organización centralizada de la república, un poder importante en la toma de decisiones a nivel nacional, estas elecciones pareciera que las campañas por la CDMX ocuparon un muy lejano segundo plano incluso en la ciudad.

Este fin de semana fue el cierre de campañas y, a pesar de la fastuosidad del Palacio o la marea de gente en el Ángel o la friega maratónica de cerrar en las 16 delegaciones en un fin de semana, poco le importó a la gente.

En buena medida, quizá, porque en esta campaña todo fue un constante ataque (y un frailecito inquisidor que se nos coló del siglo XVI), porque la carrera presidencial fue más interesante o… bueno, son las elecciones y ya sabemos que no cambia mucho todo.

Todos… bueno, los tres principales candidatos se presentaron con sus respectivos jefes, perdón, compañeros de campaña: Mikel con Meade, Barrales con Anaya y Sheinbaum con López Obrador. Lore, Puri y el Superbarrio, bueno, tuvieron un fin de semana descansadito.

El candidato del PRI no dejó de atacar a Claudia Sheinbaum, ni porque debía de ser su momento. Recordó lo del antidoping y el polígrafo (esas cosas que sólo le importaban a él pero por alguna razón los tomó como ejes de campaña):

“Nunca te hiciste el antidumping, el problema no es sólo tu consumo, sino a quién le compras la mariguana. Tú y tu equipo de campaña son unos maleantes y merecen ser presentados ante la justicia. Mereces estar en la cárcel y no en la boleta. Tienes como coordinador de campaña a un tratante de personas” (Vía: El Financiero)

Barrales llenó la glorieta del Ángel con banderas amarillas, naranjas y blanquiazules, aunque ni bien terminaba el día y se le fueron sumando señalamientos de acarreo. Sheinbaum cerró con una caravana por las 16 delegaciones (ajá: las 16), no necesariamente el acto más monumental, pero sí bastante pesado.

Las últimas encuestas colocan a la candidata de Morena con 45% de la intención de voto, 13 puntos por encima de Barrales y muy lejos de Arriola con un 19%. La Puri, con todo y sus memes, con trabajos suma 0.4% (sí, ya nos imaginamos los dramas nosotros también).

Encuesta de El Financiero para CDMX (Imagen: El Financiero)

Ya estamos a unos cuantos días (por fin) de las elecciones. Acuérdate de salir a votar, ¡ACUÉRDATE!