AMLO ya es presidente electo: ¿se tardó mucho el TEPJF a comparación de otras elecciones?

Apenas hace unos momentos ya se hizo oficial que Andrés Manuel López Obrador es el presidente electo. El Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación (TEPJF) le acaba de otorgar el Acta de Mayoría al candidato de Morena luego de que los magistrados revisaron todas las impugnaciones de las elecciones del 1 de julio.

El Tribunal tardó 37 días en revisar las más de trescientas impugnaciones. La mayoría fueron presentadas por el PES porque pues no se quiere ir, señor INE. Con todo y que parecería que el Tribunal se tardó mucho en confirmar la victoria de López Obrador, curiosamente es al presidente electo al que más rápido se le ha entregado en los últimos 12 años.

Las otras dos ocasiones, en las que López Obrador también fue el candidato opositor, el Tribunal fue visto por ellos como la última instancia en la que se podría frenar el resultado electoral. En ninguno de los dos casos, ni con Calderón en el 2006, ni con Peña Nieto en 2012, el TEPJF dictaminó a favor de López Obrador.

Como bien dice el refrán: “la burra no es arisca, los palos la hicieron”, los palos que hicieron arisco al TEPJF fueron esas dos entregas, plagadas de acusaciones de fraude y complicidad de los magistrados. En las dos ocasiones, el tribunal fue blindado por la Policía Federal ante las protestas y manifestaciones por las entregas de mayoría a Felipe Calderón y Enrique Peña Nieto.

Esta vez, los magistrados también pidieron blindaje a la Policía Federal y al Estado Mayor Presidencial, aunque esta vez el ánimo general fuera completamente diferente.

¿Cuánto tardaron las actas de mayoría de Felipe Calderón y Enrique Peña Nieto?

Dos meses y seis días tardaron con Calderón

Felipe no pudo decirse presidente electo sino hasta el 7 de septiembre. Fue un evento exprés, casi tanto como lo fue su toma de protesta y tan vigilado y fortificado como ésta. En quince minutos, como boda de Las Vegas, Calderón recibió su acta de mayoría mientras afuera miles de personas rechazaban su nombramiento oficial.

El evento pudo durar 15 minutos, pero dado las movilizaciones, todo mundo llegó dos horas antes y tuvo que pasar muchos filtros de seguridad. No hubo discurso de aceptación  más que unas palabritas ni muchos aplausos. (Vía: La Jornada)

¿Y Peña Nieto?

En el 2012, aunque también hubo señalamientos de fraude, desvío de recursos y muchas otras acusaciones que tuvieron sus respectivas impugnaciones. Fueron mucho más de las casi 300 de estas elecciones pero muchas menos que seis años atrás.

De la misma forma que seis años antes, el TEPJF se convirtió en un búnker para evitar ‘conflictos’ y agresiones de parte de los manifestantes y simpatizantes de López Obrador, sin embargo, esa vez también fueron mucho menos y (también) las autoridades ya tenían la experiencia del 2006.

Peña Nieto entró por la puerta principal del Tribunal y en una ceremonia también corta recibió su acta de mayoría sin discurso del presidente electo y con unas breves palabras del entonces magistrado presidente, Alejandro Luna Ramos. (Vía: Aristegui Noticias)

Hasta ésta, sólo una transición se ha realizado sin problemas: la de Vicente Fox en el 2000. El entonces Tribunal Electoral decidió rápidamente su mayoría electoral y para el dos de agosto del 2000 se le entregó el acta de mayoría. ¿Estamos viendo una segunda transición calmada y democrática?

Por: Redacción PA.