Ni chavismo ni trumpismo: AMLO

En un breve video publicado en la red social Twitter, Andrés Manuel López Obrador contó, muy a su manera, que no es ni chavista ni trumpista, sino que, en cambio, es juarista, maderista, cardenista y (lo que sea que eso signifique para él) mexicanista.

La aclaración grabada en un avión que salió de Guadalajara, según narró en el video, nació luego de que tuvo un breve encuentro con un vicepresidente de la Coparmex de Jalisco.

Últimamente AMLO anda en plan medio querendón con la clase empresarial de México; incluso ya alardea de que no quiere pleitos con nadie. La nueva estrategia de buscar la confianza de los empresarios es acaso una reversión de su ‘República amorosa’ del 2012, cuando decía que él era más AMLOVE y menos platones de Reforma.

Pero, ojo: esta estrategia llega después de que tuvo severo momento fallido cuando afirmó frente a empresarios que ‘soltaría al tigre’ si detectaban un fraude en las próximas elecciones. 

Ahora ya aclaró que el mentado ‘tigre’ no es ‘un llamado a la violencia’, pero es comprensible que algunos empresarios anden ciscados. (Vía: El Economista)

De cualquier forma, sus aclaraciones no impidieron que reconocidos periodistas mexicanos se le pusieran al tiro y lo denunciaran al instante:

Y, mientras AMLO busca recuperar las confianza de los empresarios, el día de hoy el que anunció que se incorporaba como asesor a su campaña fue el sí muy renombrado economista Gerardo Esquivel.

Seguramente ustedes recordarán a Esquivel por el informe de la desigualdad que ha hecho para Oxfam México.

Ese nombramiento sí que podría despertar la simpatía de muchos de los que desconfían de los dislates económicos que ha llegado a proponer Andrés Manuel López Obrador. 

Por lo pronto, algunos celebran la aclaración de AMLO sobre su afinidad con Chávez y el extraño parentezco que algunos afirman que tiene con Trump.