Reglamento de la UAG culpa a víctimas de acoso y prohíbe ‘afeminamiento’ en hombres

A partir de la historia de una joven estudiante de la Universidad Autónoma de Guadalajara que fue drogada sin su consentimiento por uno de sus compañeros, surgieron más de 100 casos de acoso y abuso sexual en la misma universidad. La respuesta de la institución consistió en hacer privada su cuenta de Twitter y bloquear a quienes la cuestionaron con el hashtag #AcosoEnLaUAG.

A Renata la drogaron sin su consentimiento, cuenta su historia para alertar a otras

Como señalamos el día de ayer, no solamente es la poca o nula respuesta de autoridades universitarias frente a la violencia sexual que viven sus alumnas; desde su reglamento, la UAG incluye cláusulas que culpan a las mujeres del acoso por su forma de vestir, entre otras que condenan el “afeminamiento” de los hombres.

 

Denuncian cientos de casos de acoso en UAG; reglamento dice que ‘ellas lo provocan’

Es el Apéndice 1 referente al Artículo 14 el que hace referencia a la ropa que deben usar las mujeres para no “provocar la falta de respeto de sus compañeros”, lo que coloca la responsabilidad de la violencia sexual en ellas y exime a los agresores:

#AbusoEnLaUAG, Universidad Autónoma de Guadalajara, Acoso, Abuso sexual#AbusoEnLaUAG, Universidad Autónoma de Guadalajara, Acoso, Abuso sexual
Imagen: UAG

El reglamento no solo hace referencia a la ropa usada por las mujeres: en párrafos siguientes, la Universidad señala que está prohibido que los hombres usen aretes o pelo largo porque “implica afeminamiento”, a pesar que tanto la prohibición de la vestimenta para las mujeres como los rasgos de “afeminamiento” en los hombres son discriminación y se contemplan en la Ley Federal para Prevenir la Discriminación:

#AbusoEnLaUAG, Universidad Autónoma de Guadalajara, Acoso, Abuso sexual
Imagen: UAG
#AbusoEnLaUAG, Universidad Autónoma de Guadalajara, Acoso, Abuso sexual
Imagen: UAG

En el resto del reglamento, además, no se mencionan sanciones para quienes acosan o abusan ni un protocolo para atender casos de violencia sexual. En Plumas Atómicas nos comunicamos, en varias ocasiones, con el área de Comunicación Social de la UAG para saber cuáles son sus protocolos de violencia de género y conocer su postura frente a las cláusulas del reglamento: primero dijeron desconocer si se cuenta con dichos protocolos y, días más tarde, señalaron que “sí hay instancias dedicadas a ello” y acordaron ponerse en contacto con nosotros. Hasta el momento, no hemos recibido respuesta.

Por: Redacción PA.