¿Qué se sabe del supuesto intento de asesinato contra Maduro?

Con dos estadounidenses detenidos, Venezuela acusa a Estados Unidos y Colombia del ataque en su contra

El domingo pasado, una incursión marítima de grupos armados trataron de llevar a cabo una operación para supuestamente asesinar al mandatario de Venezuela, Nicolás Maduro. Estos hechos culminaron en la muerte de ocho personas y la detención de 16 personas, incluyendo dos ciudadanos estadounidenses.

También te recomendamos: ¿Por qué Estados Unidos acusó de narcoterrorismo a Nicolás Maduro?

Así lo afirma el presidente Maduro, quien desde entonces responsabilizó de los hechos al gobierno estadounidense y colombiano, encabezados por Donald Trump e Iván Duque, respectivamente, y la oposición venezolana encabezada por el autoproclamado presidente interino, Juan Guaidó. Ambos mandatarios han negado cualquier relación con el operativo.

La operación

Los hechos se llevaron a cabo en dos puntos de la costa venezolana.

El primero fue en Macuto, en el estado de La Guaira, el cual se enfrentó ante tropas bolivarianas el domingo. En este punto, informó el régimen madurista, el saldo fue la muerte de ocho personas y dos detenidos, entre los cuales se encontraba un presunto agente de la DEA, aunque sobre esta persona no hay confirmación de que sea parte de la agencia de Estados Unidos, informó CNN.

El segundo punto fue en Aragua y el supuesto comando fue detenido el lunes. Los ocho tripulantes fueron detenidos y, después de que las tropas de Maduro peinaran la zona, dieron con varias personas más presuntamente relacionadas con el ataque.

Luke Alexander Denman y Airan Berry son los dos estadounidenses detenidos. Ambos fueron soldados en Irak y Afganistán, según Maduro.

También fueron capturados o abatidos oficiales militares venezolanos opositores al régimen de Maduro. Entre ellos se encuentran Antonio Sequea, un ex capitán bolivariano, y Adolfo Baduel, hijo de Raúl Baduel, ex ministro de Defensa de Hugo Chávez, encarcelado en 2009. Maduro aseguró que uno de los dos muertos es Robert Colina, un hombre bajo el mando de un ex general venezolano acusado de narcotráfico y extraditado a Estados Unidos.

¿Quién organizó el ataque?

Aunque Trump negó estar detrás del ataque, el gobierno venezolano publicó un video de la confesión de uno de los estadounidenses detenidos, Luke Alexander Denman.

En el video, Denman asegura que fue contratado por Jordan Goudreau, un ex boina verde, las fuerzas especiales del Ejército estadounidense, y titular de una empresa de seguridad llamada Silvercorp. En un video anterior publicado en redes sociales, Goudreau y otro ex militar venezolano, Javier Nieto, hablan de la llamada Operación Gedeón, la cual buscaba retirar a Maduro del poder.

Denman se identifica en su confesión como un mercenario contratado por Silvercorp, con sede en Florida, y luego señala que fue asignado por Goudreau para entrenar en Colombia a combatientes venezolanos para la Operación Gedeón. En total, dice el mercenario, la tropa consistía en 60 personas.

Denman presenta un documento en el video y asegura que su contrato con Silvercorp estaba firmado no solo por Jordan, sino también por Guaidó. Contrario a lo que asegura Maduro, Denman declaró que la misión era capturar a Maduro, trasladarlo al aeropuerto y llevarlo a Estados Unidos.

Contrario a lo que dice Trump, Denman aseguró que el grupo armado estaba bajo las órdenes del presidente estadounidense.

Este miércoles, el secretario de Estado del gobierno de Trump, Mike Pompeo, declaró en conferencia de prensa que si los Estados Unidos hubieran sabido del operativo, el desenlace habría sido distinto. Además, agregó que si hay ciudadanos de su país detenidos por el régimen de Maduro, harán todo para sacarlos de ahí.

(Imagen: Twitter)

De acuerdo con AP, autoridades estadounidenses abrieron una investigación contra Goudreau por posible tráfico de armas y violaciones a reglamentos de asesorías militares en el extranjero.

Estos hechos habrían ocurrido tras los llamados de las Naciones Unidas para un cese de hostilidades contra Venezuela por parte de Estados Unidos ante la pandemia por el coronavirus.

Todavía quedan muchas dudas sobre los acontecimientos alrededor de la Operación Gedeón. Un ataque por el estilo contra Estados Unidos, según Denman, sería una declaración de guerra. Pero hasta que no se resuelva realmente qué fue lo que ocurrió en las costas del país bolivariano, será difícil saber qué pasará.