PGR acepta ‘a trámite’ la demanda contra Rivera Carrera: ¿podría llegar a juicio?

Después de que el pasado 2 de julio se hizo pública la demanda que ONGs y organizaciones en defensa de las víctimas de abuso sexual de sacerdotes católicos levantaron contra el Arzobispo Norberto Rivera ante la Procuraduría General de la República (PGR), ésta por fin la ha “aceptado a trámite”.

Norberto Rivera ya va de salida: tras hacerse pública la demanda y por la presión que en últimos meses ha recibido la Iglesia católica (y porque, también, ya está en edad de bajarse), el aún arzobispo inició su proceso de renuncia el mismo día que Roberto Athié y otros activistas anunciaron la última de una serie de demandas que, desde el 2006, acusan a Rivera de encubrir a sacerdotes pederastas. (Vía: Vanguardia)

Que la PGR haya aceptado la demanda no implica que se esté investigando al cardenal, sino que, más bien, se han iniciado los mecanismos legales y burocráticos para que eso (eventualmente) ocurra. Grupos cercanos a la Iglesia, como un buen sector del Partido Acción Nacional (PAN) han alzado la voz no para defender a las cientos de víctimas de los sacerdotes pederastas, sino para que la PGR declare si sí o si no está investigando a Rivera:

“Es un buen momento para que la Procuraduría o la instancia pública correspondiente, la instancia judicial correspondiente nos diga si hay o no si hay expedientes abiertos, si se han concluido éstos, cuál es el estatus de los mismos y en qué etapa procesal se encuentran.  Hasta el momento, por lo menos, no ha habido información debida” (Vía: Noticias MVS)

Ajá: para el PAN, es más importante que se haga público algo que los abogados de Rivera (y chance Rivera) son los únicos interesados, y los únicos con acceso directo a esa información; el estatus legal de un (casi) exjerarca de la Iglesia que ha sido señalado en múltiples ocasiones de mover a sacerdotes “conflictivos” antes de que se levantaran cargos contra ellos, eso es lo importante, no que se haga justicia para cientos de personas que hoy, adultos y niños, siguen esperando que los responsables directos enfrenten algo diferente al anonimato.

El mismo grupo que presentó la demanda en la PGR ha lanzado una petición en la página change.org para reunir firmas y exigirle a Raúl Cervantes, titular de la Procuraduría, y al presidente Enrique Peña Nieto que Norberto Rivera sea juzgado, pues:

No queda duda de que el Cardenal Rivera Carrera tuvo conocimiento pleno, íntegro e indubitable de la existencia de esos presuntos delitos, los cuales no denunció ante el Ministerio Público a sabiendas de que ese era su deber primario conforme a lo establecido en los artículos 12 BIS de la Ley de Asociaciones Religiosas y 116 del entonces vigente Código Federal de Procedimientos Penales”. (Vía: Sin Embargo)

No muy dado a defenderse (para qué si tiene un equipo de abogados que da miedo), Rivera Carrera no suele hacer declaraciones en ese sentido: las suyas son más para dejar en evidencia la hipocresía de cierta ala conservadora del país o para regañar a los políticos por… bueno, por lo que sea que crea el cardenal que se les deba regañar. Sin embargo, esta vez sí dijo algo:

“Yo no he protegido absolutamente a ningún pederasta, de hecho aquí en la Arquidiócesis al menos unos 15 sacerdotes han recibido no solamente el juicio, sino sentencias que afortunadamente no tenemos que dar nosotros. Aquí tenemos que hacer la investigación, se manda toda la documentación a la Doctrina de la Fe, en Roma, y el Santo Padre es quien ha tomado las decisiones en esos casos tan dolorosos, porque sí han sucedido aquí en México.” (Vía: Sin Embargo)

Para sorpresa de muchos, tampoco ha pronunciado sermones… comprometedores en sus misas dominicales de Catedral, ¿será que, ahora sí, siente cerca su hora?

ANUNCIO