Oaxaca: tiendas de autoservicio rematan productos envasados en PET; buscan evitar sanciones

El remate de las bebidas responde a la aplicación de una reforma que prohíbe la venta, distribución o uso de botellas hechas con PET y envases de unicel
(Imagen: Victoria Valtierra/Cuartoscuro)

Tiendas de autoservicio en la ciudad de Oaxaca, comenzaron con el remate de bebidas contenidas en envases de PET. Esto a unos días de que venza el plazo para continuar con la venta de estos productos y empiecen las sanciones a las empresas que distribuyan productos envasados en este material.

De acuerdo con El Universal, algunos supermercados de la capital oaxaqueña anunciaron descuentos de hasta un 50% en estos productos. El remate de las bebidas responde al vencimiento del plazo de un año que los Diputados locales otorgaron a las empresas para agotar el stock de estos productos.

 Una medida para reducir el impacto ambiental

A partir del próximo 25 de octubre, iniciará la aplicación de la reforma a la Ley para la Gestión Integral de los Residuos Sólidos, que prohíbe la venta, distribución o uso de botellas desechables hechas con PET, así como envases y embalajes desechables de unicel en Oaxaca.

Dicha reforma, entró en vigor el pasado 28 de junio y publicada en el Periódico Oficial del Estado de Oaxaca el mismo día.

Frente a la inminente reforma, empresarios refresqueros solicitaron una prórroga con el fin de agotar el producto existente en sus bodegas. La legislatura local aprobó dicha petición y fijó el 25 de octubre como fecha límite para dicha prórroga.

Aquellos que incumplan las disposiciones establecidas en la reforma serán acreedores de multas que van de los diez a 50 mil salarios mínimos. También se podrán revocar concesiones o autorizaciones. De igual forma, se les sancionará con decomisos, clausuras temporales o definitivas, incluso el arresto para quienes formen parte de las empresas que utilicen este tipo de materiales para distribuir sus productos.

Con esta medida, se prevé reducir casi un 70% la emisión de contaminantes por PET en territorio oaxaqueño. Lo anterior, porque se estima que el 52.8% de la basura producida en el estado son botellas desechables de refresco y el 17% envases de agua.

La reforma obliga a las dependencias y entidades de los tres poderes del estado, gobiernos municipales y órganos autónomos estatales a no adquirir, usar o distribuir productos en envases o embalajes de un solo uso, elaborados con PET o unicel.

Con información de El Universal

Publicidad