No eres un ‘soldado caído’, eres un cretino

En fechas cursis como San Valentín, una legión de hombres incapaces de lidiar con el rechazo se congrega para conmemorar a los ‘soldados caídos’, esos pobrecitos mozalbetes que lloran junto a un oso de peluche o un ramo de rosa de plástico o, peor aún, una rosatanga, porque la chica que les gusta los mandó a la ‘friendzone’.

Para algunos, que una mujer te considere su amigo es La Peor Cosa Del Mundo. Sobre todo después de que has “invertido” tanto en ella, como si fuera un trofeo o una cuenta de banco o una apuesta y no una persona capaz de tomar sus propias decisiones.

Si eres de los que esperan una relación sexoafectiva a cambio de su amistad, en realidad no eres tan “bueno”

Pero, si aún creen en la friendzone, acompáñenme a leer esta triste historia real:

Cuando tenía como 20 años, mi primo estaba enamoradísimo de una chica. Pero ella tenía una novia a la que amaba. Por alguna razón, él asumió que sí tenía una oportunidad.

A veces salían, estrictamente como amigos y, en una salida, ella empezó a sentirse mal porque tenía diabetes. Mi amigo la ayudó a bajar del camión para que pudiera respirar y calmarse. Entonces, agradecida, ella le dijo: “Qué buen amigo eres”. Y él… ¡enloqueció!

Para él, que lo etiquetaran así significaba meterlo en la ‘friendzone’. Le hizo una escena ahí mismo, con todo y que ella estaba hipoglucémica: “¿Amigos para qué, MALDITA SEA? A un amigo lo perdono, ¡pero a ti te amo!”

Por supuesto, ella se enojó (tras recuperarse) y lo mandó al carajo. ¿Pues qué esperabas, morro?

La ‘friendzone’ es, como explica Betina Serrano, “un invento para hacer sentir culpables a las mujeres por rechazar a los hombres que no nos interesan romántica o sexualmente. Una forma de perpetuar que su deseo es más importante que el nuestro. Atacarnos por nuestro derecho a decir que no”.

Sopitas y la friendzone
No, Sopitas, la ‘friendzone’ no existe.

De ahí que usar el lenguaje bélico y llamarse a sí mismos ‘soldados caídos’ no solo sea una ridiculez, sino una barbajanería.

Friendzone según Javier Raya

 

Para los creadores de los ‘soldados caídos’, las mujeres los agreden al no elegirlos. Creen que preferimos a un patán antes que al “chico bueno” que está ahí para nosotras (porque, ya saben, además somos estúpidas). Ciertamente, las mujeres también son presas de cometer semejantes estupideces, pero la estadística demuestra que no andan por ahí jactándose de ser “soldadas caídas”.

Si eres de los que esperan una relación sexoafectiva a cambio de su amistad, en realidad no eres tan “bueno”. No finjas una amistad cuando no es eso lo que quieres y aprende a comunicar que deseas otra cosa, pero, sobre todas las cosas, en San Valentín o cualquier otro día, no seas un imbécil. Las chicas no te deben nada y no eres un ‘soldado caído’; eres un patanazo.

 

Por: Redacción PA.